viernes, 2 de octubre de 2009

Cosas (6)... inquietantes del cine y la TV

Estás viendo tranquilamente una película, una serie de televisión, un spot publicitario... y ZAS. Ahí están... vienen a por mí. Vienen a por mí....


LA CÁRCEL NO ES EL CASTIGO

Si la sociedad no cae en el caos más absoluto es porque hacer el mal, incumplir las leyes se castiga con el enarcelamiento en una prisión. Ello supondría un castigo psicológico enorme, la falta de libertad, de contingencia, hace medrar un sentimiento de indefensión en los reclusos. El sentimiento de soledad, el estar impedido de ver a tus seres queridos, no poder organizar las orgías sangrientas en tu granja de pollos (Manson te saludamos). El confinamiento mental es el elemento de disuasión perfecto para que la sociedad esté equilibrada.

LOS COJONES.

La cárcel no da miedo por eso. La cárcel da miedo por que:

“si vas a la cárcel, te dan por culo”.

Ni más, ni menos. Eso es lo que se aprende de las películas sobre fugas de cárceles, o de prisiones nazis. El efecto es más eficiente cuando el prota de la peli en cuestión es inocente. Y los directores de casting se esfuerzan todo lo que pueden en ser fieles a la realidad: para el papel de prisionero violador siempre escogen a un tío super feo, super gordo, super cachas y super calvo. Si las personas mundanas no están quemando con gasolina las tiendas de ropa Breska* mientras entonan cánticos paganos es por la repugnancia que saben que les espera si cometen un delito: la punta asquerosa del brazo de la ley frotándose contra su rabadilla.

Que se lo pregunten al personaje de Edward Norton en American History X. Joder, eso sí que fué mala suerte: le tocó ser violado por el único neonazi homosexual que no se metió a neonazi por culpa de un complejo de inferioridad genital. No me extraña que le dieran 20 puntos de sutura en el culo al pobre Norton. Se le quitó la tonteria del nazismo en los pocos minutos de la escena esa.


SHINJI APARECE EN LA PELÍCULA DE EVANGELION

Concretamente aparece, lloriquea un rato y se hace un pajote en un hospital público mientras mira a una Asuka comatosa. Bieeeeeeeeen. Braaaaavoooooo. Que se note la profunidad argumental y el elaborado desarrollo psicológico de los personajes. Que se note la calidad de la japanimación.

¿Tan necesario era hacer eso? ¿Acaso el darle a la manivela le da a Shinji un matiz más elegante a la serie? ¿Y ese plano con la mano de Shinji cubierta de “nata montada”? ¿Qué pensaría el dibujante de ese fotograma cuando le mandaron hacer eso?

Tras quedarse agustito, al final de esa escena, Shinji suelta: “Me doy asco”. Tú tranquilo Shinji, que al menos te queda la posibilidad de salir en el próximo vídeo de Rammstein.


MIRA, HE METIDO UNA REFERENCIA A UN CLÁSICO QUE NUNCA HE VISTO

“¡Más madera es la guerra!”

No es sólo que la frase la metan con calzador al tun tún en cualquier escena, ni que encima cogen la frase de una de las películas peores valoradas de los hermanos Marx, ni que la frase pertenezca a un gag de esos repetitivos sin gracia de los Marx (como el de “Tutifrrrrrruti”, ¿por qué cojones eso es un clásico del humor si es repetitivo ad nauseam? Luego nos quejamos de las chorrifrases de Padre de Familia o de Muchachada Nuí)... es que, al igual que con lo de “Tócala otra vez Sam” (y tú también Max) , Groucho no dice eso exactamente.

“Things you never can tell...”

Está tu sobrino/hermano pequeño/ primo tocacojones odioso que te rompió una figura de Asuka (comatosa y sodomizada deluxe edition), distraído con los dibujitos de la tele. Está viendo una serie de unos personajillos simpáticos que se meten en líos porque se quieren divertir. Se escapan de los mayores, hacen travesuras, se resbalan con pieles de plátano, se enfrentan a malos que no hacen cosas malas, sólo el ridículo... y de repente: emulan a Travolta en el famoso baile de Pulp Fiction pasando los deditos por delante de la frente. ¿Qué co-ño es-pe-ran los cre-a-do-res de la se-rie? ¿Que los niños se sepan de memoria el discursito de asesino de Samuel L. Jackson? ¿Que flipasen con la inyección de adrenalina en pleno esternón a Uma Thurman? ¿Que sepan que Tarantino es un podófilo**? ¿Que cuando hagan los deberes con sus amigos digan “no nos chupemos las pollas todavía”? ¿Que viesen cómo le dan por culo a Ving Rhames?

Meter una referencia de Pulp Fiction en una serie infantil es estúpido, innecesario y pretencioso.

Ah bueno, y vale para que las pelis de animación puedan anunciarse como “humor para todas las edades”. Qué risa, otra vez esa referencia...

“Yo soy tu padre”

¿Qué os han hecho las nuevas generaciones para que les estropeéis el momentazo del Imperio Contraataca?

“Sayonara Baby, Volveré”

Que sííííí, que yaaaaa, que sabemos que Terminator 2 existeeeeee. ¡Dame chistes originales te lo ruego!


---------------------------------------

¿Y a vosotros? ¿Os inquieta algo del cine o la televisión? ¿La nariz del Agüelo tal vez? ¿La rana de Kandoo que se metía una toallita por el culo (me estoy dando cuenta de la cantidad de las referencias anales que hay en la cotidianidad)? ¿Los hipercéfalos de Código Lyoko? ¿Que al poner “hipercefalia” en google imágenes salga este blog?

(Click para que Madrid tenga olimpiadas en 2040, como el Fantasma 2040. Y para leer mejor el muro de pelotari que tiene por frente el piniPÓN ese)

El mini-Carmack ese se libra porque tiene esa mierda de mechón tapando que si no...

* O mejor los Stradivarius, que los palestinos prenden más.

** Amor por los pieses apestosos, según el Diccionario Pornohispánico de Dudas

7 comentarios:

solondz_fan dijo...

Últimamente ando bastante flipado con Lazy Town (bien lo sabes amigo Aka) y me inquieta Robby, con su manera de andar y de moverse. En casa nos planteábamos si seria más cansado interpretar a Sportacus o a Robbie Rotten!

AkaTsuko dijo...

Precísamente a mí de Lazy Town me inquieta que Robbie Rotten ES Tarantino. Es que es él.

Illuminatus dijo...

Lo de las referencias a material fílmico que no es precisamente underage tiene sentido si el resto de la serie tiene un tono que no sea infantil (lo que no siempre es el caso, claro).

Esta mañana en la 1 han echado (¿he comentado alguna vez lo que odio a la gente que no sabe emplear hacer y echar? Malditos cabrones...) una película de los Looney Tunes con Brendan Fraser y Heather Locklear en la que aparecían referencias a películas clásicas de C-F de los años 50 y 60 y aparecía Kevin MacCarthy llevando una vaina de judías gigante en blanco y negro pero, claro, los Looney Tunes como el Laboratorio de Dexter o las Siniestras Aventuras de Billy y Mandy no son sólo para niños.

Insanus dijo...

jajjaja! ¡Ahí le has dao! Yo también habría jurado que en la conversión democrática y tolerante de Edward Norton en American History X influyó más el porculeo sufrido en prisión que la decepción con la facción skinhead que "no creían en nada" y que vendían drogas y blablabla.

Las referencias en cine y tv hay que dosificarlas (son como las especias) y no aburrir con las mismas de siempre, sí.

Cid Lavigne dijo...

Bueno, es que el problema es que los que hacen los dibujos son adultos. Si los hicieran personas con mentalidad de niño pequeño seguro que veríamos cosas como una vaca y un pollo que hacen batallas de vómito verde, tres niños deformes de nombre casi idéntico y con un claro retraso mental que gritan sin motivo durante el 80% del episodio o la eterna lucha de dos niñas que son una empollona completamente horrenda y borde y la otra más pija y hortera que la Pantera Rosa con una falda de rayos láser (para que no haya clasismo en las aulas), pero como no es así, nos tenemos que conformar con referencias a cosas que las generaciones de menos de 20 años no reconocen.

Por cierto, chapeau, me ha encantado.

AkaTsuko dijo...

Pues Cid, yo quiero ver esas series que describes.

Montse Akane dijo...

Lo de Shinji cuando lo vi me dejó tan atónita que no me lo creía... esa escena sobra.

Yo también odio a los frentones de Código Lyoko... ¡Qué dibujos tan feos pardiez!