sábado, 31 de octubre de 2009

Un parado menos

"¡Boh! ¡Pues sí que ha sido breve el parón!"

A mí me lo vas a decir. En la noche de los muertos AkaTsuko resucita con menos superpoderes que nunca, y eso es poco decir. Fue una batalla dura, palizos por doquier, improperios en 7.1, y AkaTsuko lanzando churrikens con los ojos cerrados.

Cuando salió victorioso, entró en un estado eufórico similar al de Mario cuando se comía una estrella (¿Se las comía, verdad?). Dando volteretas y parpadeando de forma intermitente.

He vuelto, no sé si para quedarme. Sí sé que he vuelto para soltar más tonterías chorras extraídas de los ganglios absurdos interconectados por lemniscos surrealistas de mi cabeza. Cierta regularidad a la hora de publicar, cojonudo.

Y para celebrarlo os contaré mi profunda, larga e intensa relación con la noche y fiesta de Halloween:

De pequeño cogía los libretos de los discos de Helloween de mi padre y me quedaba mirando las calabazas con caritas. Porque claro, eran dibujitos simpáticos. FIN.

4 comentarios:

1984 dijo...

Me alegro de que hayas vuelto : )

Illuminatus dijo...

Me alegra volver a tenerte por aquí. La internet está demasiado llena de tedio y mediocridad como para que falten los interesantes.

AkaTsuko dijo...

Gracias por las palabras de apoyo, ¿¡qué más puedo pedir!?

Randy Meeks dijo...

A eso se le llama rapidez, pardiez.