miércoles, 23 de diciembre de 2009

Las Cenas Comunistas Universitarias

La escena comunista está débil. Los universitarios hacen huelga y luchan por sus derechos durmiendola mona los días de huelga, palestinos al cuello. La elegancia de ser un universitario revolucionario, tan propia de los años...60 (década al azar), los clubs anarquistas, caminar pancarta al hombro...

Las actividades pro-causa han quedado reducidas a las, denominadas por mí, cenas comunistas.

Jueves noche. Los universitarios, esa mañana, han planeado maquiavélicamente "hacer cena". El sentimiento izquierdista se palpa en el ambiente al planearlo todo de forma que cada camarada aporte una cantidad de comidaALCOHOL específica, para compartir todos. El sector servicios (pilar capitalista que debemos dinamitar, si hace falta se fabrica goma dos machacando petardos en un mortero y haciendo una bola) acaba dañado por el acto de compartir, aunque tambien por el acto de comprar el material para la cena en establecimientos de marca blanca (¡discriminación!¡discriminación!).

Y ahí se acaba la Lucha.

La noche transcurre entre conversaciones y diálogos de gran madurez intelectual, tan propia de los universitarios. Las personas normales hablan de cosas de la vida. Los universitarios charlan sobre..."sensaciones" (universitaria real dix it). Todavía no he logrado descifrar el significado oculto tras este concepto. ¿Qué se supone que trata uno al hablar sobre sensaciones? Servidor (¡a la hoz y al martillo!) se ha infiltrado valientemente de cuando en cuando (y demás adverbios) en estas reuniones poco fructíferas para la causa, con el objetivo de sembrar el pánico revolucionario que desemboque en aquello que decía Marx de darle la vuelta al revés a la estructura de la superestructura o algo así. Y con el objetivo de intentar entender lo de las sensaciones. "Hablame de tus sensaciones". Uys. Extraño. Horripilante.

He intentado en numerosas ocasiones recitar extractos del capital ante ellos, pero sólo me recibían con miradas de espanto, aterradas. Qué pasa, para leer a Marx hay que hacerlo bien: subiendose a la mesa, alzando el puño, babeando, y gritando a pleno pulmón.

Luego se van a la discoteca a gastar un montón de dinero en cubatas. Y a Engels que le den por saco.

:(

2 comentarios:

key dijo...

Sensaciones prohibidas
hechas realidad
transpotame en el tiemop
nena a otro lugar

Señor, ha llegado a mí el documento proComunista con el que captar adeptos, desde la risa yankienlatada. Seinfeld 6x10, Elaine descubre que su novio es comunista. Kramer se rebela como Papa Noel de la causa, y hasta George viaja a Cuba

http://www.seriesyonkis.com/capitulo/seinfeld/la-carrera/28226/

Illuminatus dijo...

¿Sensaciones? Déjame que te hable de mis sensaciones...
Me ha traído a la mente la escena inicial de Blade Runner con León.

Desde luego, esta generación ha heredado los mismos principios que los de la juventud del 68. Así nos va.