miércoles, 24 de febrero de 2010

Jerry, Chip y Chop, y otros roedores del montón

En el próximo Smash Bros se revelará el rostro de Master Hand: El Queen Hand.

"Mamma Mia... uuuuu-uuuh-uuuuu I don't wanna dieeeeee, sometimes wish my fans'd never been born at aaaaaaall"

]Pom-popopopopóm[

"El Queen" es una buena forma de referirse al cantante Freddy Mercury cuando no te acuerdes de su nombre. "El Queen aquel que cantaba baiiiisicol, baiiiiisicol". Además, con ello no se está diciendo ninguna mentira, Freddy se habría sentido muy identificado y orgulloso de tal mote.


]Pom-popopopopóm[

Una gran lección se aprende de, por lo menos, los primeros episodios de Las Macabras aventuras de Billy y Mandy. Aparentemente, Mandy, como es una borde, una cínica orgullosa de serlo, una antipática, una misántropa, debido a todo ello no tiene amigos de verdad. El único amigo que tiene es Billy, y este es subnormal. Repito, su único amigo lo es porque es subnormal.

Esto viene a cuento por la plaga del Síndrome de House. Comenzó con la aparición en televisión de la serie homónima. ¿Cuales son los síntomas? Al igual que en la serie, la persona que lo sufre manifiesta una personalidad odiosa, cínica, borde, y se enorgullece frente a los demás de ello. Lo critica todo y a todos. Pero ha de hacerlo en la jeta, si lo hace en un blog, donde nadie tiene por qué aguantar sus gilipolleces, no recibe el feedback que su alter-ed ego necesita. Pero claro, la plaga se ha extendido gracias a que en la serie se retrata el asunto de forma muy poco realista: House es endiosado por su carisma oscuro y antipático. No le despiden pese a tratar mal a sus pacientes. Su amigo el oncólogo está siempre hasta los huevos de él, pero sigue siendo su mejor amigo. Todas las doctoras se enamoran de él pese a que es un misógino retrógrado (el aspecto más realista de las serie ¿a que sí hermanas del salvaslip?).

Un tanto de lo mismo con Dexter. Es un criminal, no un puto héroe. A cavar zanjas, carachucho zanahorio. Y mil series más con sus protagonistas malotes. El mundo al revés.

Volviendo con Billy y Mandy, por lo menos en esta se retrata cómo es, oómo debería ser la vida real: Sólo un subnormal admiraría o querría la amistad de personas bordes y cínicas. El Síndrome es de doble filo, así que andáos con ojo (con los pies mejor, que igual con el ojo tropezáis mucho).


]Pom-popopopopóm[

Link, el niño biafreño de la saga de videojuegos Zelda (por cierto, qué cosa más triste, eres el prota que se lo curra todo juego tras juego, pero en el título de los mismos aparece únicamente el nombre de la princesa apresada que no hace ni el peo. Hasta Peach tuvo que currar e un juego propio para que apareciese su nombre en el título) no es mudo. Lo que ocurre es que no ha tenido nunca la oportunidad de decir nada interesante en ninguno de los juegos. Es lógico, con la cantidad de subnormalidades que sueltan el resto de los personajes, yo también me cosería los labios. Los únicos que se ríen con los guiones de los juegos Zelda son los propios personajes que se parten con sus propias gracias. Lo mismito que hace Jandro el del hormiguero. ¡Jajajajaja!


]Pom-popopopopóm[

Habrá Podcast absurdo (y por fín no plagiado, ¡deja de enviarme cartas bomba Montse!) en cuanto tenga la casa vacía, que da una vergüenza terrible hablarle al monitor. No sé cómo se las apañan los fans de 4chan. Será la costumbre por no tener a nadie con quién hablar.


]Pom-popopopopóm[

El título de esta entrada no tiene nada que ver con su contenido. Pero dá que pensar ¿eh?

2 comentarios:

Illuminatus dijo...

Estás viendo una de las mejores series de animación desde el Laboratorio de Dexter y, precisamente, estupenda porque pone en evidencia lo que tú has dicho.

Helmantic dijo...

aaahhh!!! Las Macabras Aventuras de Billy y Mandy...las descubrí una tarde aburrido en casa de mi tío. De lo poco potable que hay el Digital Plus (que esté en abierto). Sí, me molan los dibujos ¿Qué pasa? XDDD