sábado, 29 de mayo de 2010

Looking For Group

Sonido de gente charlando de pié, repartidos por una sala en la que hay una sillas formando un círculo.

- ¡Señoras! ¡Señores! ¡A ver, un poco de silencio por favor! Bien, gracias, vamos a empezar la sesión de esta tarde enseguida en cuanto nos sentemos todos… muy bien. Hoy contamos con un nuevo miembro en el grupo, y por suerte él no va a tener ningún problema para hablar el primero, con lo que nos ahorraremos la bochornosa escenita de animar al tímido mediante una insoportable insistencia de los que le rodeamos ¿de acuerdo? Muy bien, preséntate chaval.

- Gracias, gracias… *ahem* Hola, buenas tardes a todos. Me llamo AkaTsuko y…

-¡HOLA AKATSUKO!

- ¡Joder! ¡Qué impresión! Creía que eso de saludar todos a la vez era sólo un cliché cinematográfico para ridiculizar las terapias de grupo. Cuando lo vives, que te saluden con desgana un puñado de desconocidos perturbados que te dan mal rollo es realmente espeluznante… Bueno, será mejor que empiece a relatar mi problema. Hace unos meses me dio por apuntarme a una quedada de esas que se organizan por internet. En ellas se acaba juntando gente desconocida, y se van formando grupos cada uno con su propio tema de conversación, etc. El caso es que en esta quedada en concreto se organizó a través de un foro de frikismo diversificado. Vamos, que allí nos íbamos a encontrar de todo: viciados de los videojuegos, otakus, cosplayeros, roleros… Ya conocéis todas esas etiquetas, si frecuentáis mucho internet o los Salones del Manga. En aquella no ocurrió nada interesante, pero fue la primera de varias. En la última a la que acudí fuimos menos de lo esperado, pero no habría problema en un principio ya que el rollo amistoso de las anteriores era latente y todos eran muy abiertos a la hora de relacionarse. Pero a mí en concreto me ocurrió lo inesperado. En las quedadas anteriores se trataron muchos temas relacionados con las formas de ocio juveniles de hoy en día, esas que se suponen minoritarias pero que luego también acaban regurgitando su contrapartida de detractores, inspirados estos por la masificación y blah blah blah “esto antes molaba porque era nuestro, de unos pocos, los que éramos aficionados de verdad…”blah blah blah. El rollo hipócrita de creerse superior de siempre. Veréis: puedo enorgullecerme de ser una persona que sabe callar y escuchar a los demás, no tengo problemas para prestar atención de forma respetuosa a los demás cuando hablan. Aun cuando hablan sobre cosas con las que uno no está familiarizado (cosa que suele pasar mucho en quedadas a las que va gente muy distinta) no me resulta complicado seguir la conversación. ¿Que hablan de una serie de moda que echan en Cuatro? Bueno, entiendo por qué están entusiasmados, tramas tramposas, personajes repulsivos pero que ahora está de moda endiosarlos, giros inesperados… ¿Que hablan de un grupo musical que está arrasando en myspace? Bueno, entiendo por qué están entusiasmados, un aparente nuevo estilo musical, conciertos donde el grupo la monta el pifostio y acaban mentados en el 20minutos, otro grupo que usa letras chorras y que se autodenomina friki porque cantan sobre dibujos animados que reponen cadenas autonómicas… ¿Que hablan sobre alcohol? Pues puede resultar que no es una quedada de frikis, sino una reunión social de pub normal y corriente. Pues yo, aunque no bebo ¡sin problema! entiendo por qué están entusiasmados: anécdotas cachondas sobre borracheras, chistes picantes sobre negros, “bailamos hasta el día siguiente ahí dándolo todo”… ¿Que son roleros? Bueno, entiendo por qué están entusiasmados, que si este máster, que si aquella jugada, que si las razas de siempre, que si muchas risas en tal campaña… ¿Magic, manga, anime, memes sin gracia de internet, fútbol, cine, hablar mal a espaldas de otros que no están presentes? Entiendo por qué están entusiasmados. No hay que doctorarse en nada para entender cómo y por qué se entretiene la gente con sus respectivas formas de ocio. Tener una mente abierta basta para tal cometido. O al menos eso creía yo… En la última quedada unas 5 personas se dedicaron a hablar animadamente del WOW. Y yo no entendí una puta mierda. Pero nada de nada. Contaban anécdotas incomprensibles, cosas sobre “un rogue que se me acercó y no sé qué hizo”, y estallaban a carcajadas entre ellos. ¡Se reían de cosas que no tenían sentido! ¡Los del WOW han desarrollado su propio sentido del humor! Contaban historias de sus vidas paralelas en los mundos persistentes esos, y otros se involucraban en la charla como sintiéndose identificados con la vida falsa de otros Sentí un pánico terrible. El mismo pánico que deben sentir los padres ante la generación de jugones de consolas, el miedo a lo desconocido del abuelo de huerto delante de un ordenador con su imponente teclado y decenas de botones. Al igual que los padres no entienden nada de mapping, fps, gigahercios, fontaneros que se hacen más altos y gordos por comer setas, posters de Eddie y dragones dibujados… esa sensación de estar fuera de lugar, de brecha generacional… Es totalmente distinto a sentirse marginado, por ejemplo, cuando no encajas en el rollo de rapear en el parque de madrugada, o matarse a chupitos a las 4 de la madrugada, sabes por qué no lo haces, no tiene ningún misterio. El individuo apoyado en la pared de la discoteca con el vaso en la mano que se queda callado y no se mete a la pista de baile, se siente fuera de lugar pero no se sorprende ante lo que sucede ante su nariz de introvertidillo. Los conductores de coche, pese a cagarse en los espíritus de los moteros, pueden sentarse con ellos y poner a parir a la DGT juntos. No fue cosa de problemas de incomprensión por jerga técnica. He jugado a montones de videojuegos, he pasado horas viendo a un tío mío jugar al Quake online, hasta he jugado al Lineage 2 las horas suficientes como para darme cuenta de que el género del rol virtual online es un coñazo monumental. No es que no entienda que les resulte entretenido matar monstruos, eso se lo hago en el Rune, el Blade, o alguno de esos, era otra cosa… esos del Warcraft han creado su propio rollo social. Algunos presumían de reputación y veteranía, de haber despreciado e insultado a jugadores de menor nivel o novatos. Joder, que es un puto videojuego, no es como cuando un catedrático finge estar muy ocupado para no quedar a tomar un café con un maestro de primaria. ¿Sois capaces de entenderlo? La coña de las vidas paralelas por culpa de los juegos online no tienen nada de gracioso, de verdad viven esas mentiras, el asunto se está yendo de las manos… Son los frikis dentro de los frikis, la minoría dentro de la minoría… En fín, *suspiro*, que ese día tuve mala suerte y me tocó ser el raro dentro de los raros dentro de Los Raros.

- Muy bien AkaTsuko, gracias por compartir tanto con el resto del Grupo de Terapia que quedamos aquí para hablar sobre nuestros problemas para Encontrar Pareja Tras El Divorcio o Durante La Viudedad. Ahora formularé la pregunta que todos estamos pensando. ¿Qué cojones haces aquí ?

- Ah, eso. Verás, pasaba por aquí y vi el cartel publicitario de las charlas de grupo terapéuticas que hacéis en este centro, y como ponía que la primera sesión era gratis, pues decidí aprovechar y pasar a desahogarme un poco. Bueno, me tengo que ir, mucha suerte a todos, probad con el meetic, eDarling, EChurri alguna parida de esas de citas online. Pero aseguraos de que a vuestra cita virtual no le guste el WOW ¿eh? ¡A más ver!

Sonido de puerta cerrándose.

3 comentarios:

Illuminatus dijo...

Reconozco que hasta haber pulido mi cinismo, haber romeado mi entusiasmo y haber desarrollado el talento para la conversación trivial, entraba en la categoría de persona que podía marginar a toda una habitación con su propia conversación (todavía puedo hacerlo pero ahora lo empleo como retórica; además, es más interesante escuchar para saber si las personas con las que hablas son interesantes o no y poder meter baza en vez de alienarlos).

En todo caso, lo de la gente que juega al WoW es varios órdenes de magnitud superior y me toca de cerca (y de hecho formé parte de la secta antes de darme cuenta de que, efectivamente, es un coñazo) y ya si alguien se pone a tratar el tema mi cerebro desconecta automáticamente. El juego favorece la conducta obsesiva y acaba por no ser divertido.

Sidney dijo...

Resulta que pasaba por aqui y me ha dado por leer XD cosas de la vida XP
Antes que na, buenas XP y cuanto tiempo

Dado que soy una de esas 5 personas supongo que tengo algo que decir xD
La cosa hubiera sido tan sencilla cómo que, si querías hablar de algo, cambias de tema y ya esta xD nos hablas, te respondemos XDD ya sabes, esas cosas XP

Pues na, era pa decirte eso, yo también soy una persona tímida que se siente a gusto solo en su salsa y ellos son mi salsa después de tantas horas juntos y de compartir tantas cosas, de diversas conversaciones que no solo se remiten al WoW cómo has plasmado aqui y de conocer a la gente en sus malos y en sus buenos tiempos

Personalmente creo que si no te integraste es porque no te dio la real gana XD así de claro

Pues na, solo era eso ^^

Kiss!

Por cierto XD como jugadora de WoW que soy no considero que sea tan exagerado como lo pintas XD no se, simplemente es un videojuego mas, solo que jugando con más gente, me resulta entretenido, me gusta y me lo paso bien, al fin y al cabo los juegos son para eso ^^

AkaTsuko dijo...

Este blog no es ningún refugio de experiencias personales, al leer unas cuantas entradas uno ya se da cuenta de ello así que Sidney, tu comentario está un poco fuera de lugar.

Ya que quieres comentarlo, esa noche, así como las anteriores yo me sentí en salsa como el que más, otros pueden atestiguarlo, y no me considero tímido para nada (Ietsu puede atestiguarlo muy bien xD). Esta entrada es fruto de un cúmulo de encuentros con muchos fans y grupos de fans del WoW y otros juegos de rol masivo online (si en la entrada sólo cito el consabido WoW es porque es el más conocido).

En resumen, no es que no me integrara en el grupo, es que no me integré en el tema de conversación (debido a lo cerrado que es el tema del rpg masivo y su rollo social, muchas veces comentado antes que yo lo hiciera aquí).

Y jugar es entretenido, con gente también por supuesto, pero eso daría para un largo debate en el que yo me posicionaría a muerte a favor de cualquier otro género (¡ese Quake!). Caprichos de la subjetividad.

PD: Antes de que saques colusiones equivocadas, lo único que me molesta de tu comentario (grcias por leer y comentar, de todas formas) es no saber quién te ha dado el chivatazo XD. Aunque me lo puedo imaginar.