jueves, 28 de abril de 2011

La hora de (ir)Ving Rhames(es) - Cine y Odio

Ving Rhames es un actor negro que usa seudónimo artístico. Su verdadero nombre es Irving Rameses. Cómo mola, ¿verdad? Un nombre molón. Ya que he empezado a hablar de cosas que molan y como en este blog se somete a una brutal criba todo lo recomendable, en cualquier campo o tema que se especifique, os voy a hablar del programa de radio que más mola en internet, Y que a su vez es el mejor programa de radio sobre cine en la actualidad*. Antes de empezar a venderos... no, a mostraros, qué es lo que os estáis perdiendo, sigo con mi regla de recomendar sólo lo mejor recordándoos que este viernes 28 de abril hay sesión de Cine Basura.



En su página web consta la siguiente autodescripción:

LA HORA DE VING RHAMES, es un programa de radio semanal en el que los videoastas Víctor Olid, Jonatan Domínguez y Paul Michael "Hijo de puta" Cope nos hablarán de todo lo que les apetezca, centrandose sobre todo en cine y cultura popular en general. Musiquilla también hay, poca pero algo.
Sobretodo, la idea es que disfruteis con las charlas de tres tipos muy distintos, con gustos muy distintos y MENTALidades muy distintas.

Una descripción muy justa y cierta pero... así en frío la cosa no pinta muy diferente o especial. Parece que es otro programa más que no va más allá de lo conocido. Así que para evitar caer en ese error, me voy a centrar en lo que no se dice en esa "sinopsis".

Atemporal = Perfección

Con los programas de radio (y con los podcasts), si tienen calidad, puede pasar una de dos: Que sean tan buenos como para seguirlos en su horario de publicación, o que sean LA POLLA y merezca la pena tanto seguirlos en la actualidad como escuchar los trabajos reaizados antes de descubrirlos. La Hora de Ving Rhames es atemporal. Es decir, el mínimo de calidad lo tienen tanto en el programa 34 de hace meses, como en el 89, el 7 o con toda probabilidad, lo tendrán en el próximo que van a hacer (número 106). Cierto es que dedican un poco de su tiempo a comentar las noticias sobre el mundo del cine de la semana, pero el resto del tiempo el material que queda grabado para su posterior publicación online, merece su escucha tanto ahora como en su momento. Pensadlo bien, eso no lo consiguen ni los mejores programas de radio o tv.

No guión = SÍ PARTY

Existe actualmente división sobre cómo debe hacerse un programa de radio: Si con todo preparadito, pre-calculado, escrito y cronometrado (como hacen los políticos), o ser uno mismo y soltar lo que se te venga a la cabeza con un tema propuesto. Guión/No-guión lo llamo yo, para que así parezca algo muy serio e importante sobre lo que debatir. Me reconozco partidario de mandar los guiones a las papeleras. Cuando una persona sale grabada tal y cómo es en realidad o bien sucede que es un sosainas, un cualquiera, un aburrido, o bien ocurre que uno es, de forma genuina (sin pose, sin maquillajes), alguien ineresante que merece la pena escuchar y/o conocer. Salvo alguna excepción muy especifica y aislada, todas las personas que pasan y han pasado por el programa de La Hora de Ving valen mucho como cinéfilos y como personas interesantes. Se preparan sus noticias (algunas de forma muy breve, con apenas un apunte escaso), y ven sus películas, nada más. Nada de frases recurrentes, ni chistes post-modernos, ni guiños rancios a la actualidad o a los oyentes (los "fans" como otros tristemente llaman, aunque sólo les escuchen sin más).

El equipo Ving

A la izquierda, Joni. A la derecha, Victor. En el puto medio como las viejas en la calle, Paul Michael "HIJO DE PUTA" Cope. En Japón existe la leyenda urbana de que en una foto de tres personas, la que se pone en medio morirá el primero. Esperemos que se haga realidad en este caso en concreto y cuanto antes. No podemos esperar.

Victor Olid - El principal motor que hace que funcione el programa. Director/guionista/editor/autor de fanzines, cortos, reseñas de cine exótico, programas de radio, organizador de festivales, mártir que debe soportar a Paul Michael "la undécima plaga bíblica" Cope... Llamarle "profesional" en el sentido más frio de la palabra sería insultarle. Pero lo cierto es que se toma su labor en La Hora muy en serio. Y gracias a eso escucharlo hablar de cine es escuchar a alguien que sabe de verdad de lo que está hablando y que disfruta con ello, pues lo vive de forma más directa que cualquiera de nosotros, simples engulle-películas.

Su aporte a los debates sobre las películas y al mundillo que rodea al séptimo arte es único, fuera de las memeces de manual de cualquier periodistilla o forero mongólico. En ocasiones irracional, caprichoso, o extremo, pero siempre sincero y honesto. Le importará una mierda que estés de acuerdo o no con él. O sí. O igual le dirá "fuckers" a todos aunque luego él no quiera que se usen neologismos como "feedback" (ejem, él sabe de lo que hablo jajajaja ¡qué cabrón!). Hace lo que le da la gana, y a tomar por culo. ¡Será fucker!

Joni - Segundo de a bordo cuando embarcaron en el proyecto radiofónico hace ya más de año medio. Conocedor de las músicas más ruidosas del planeta, videoasta creador y partícipe de cortos amateur, blogger de cine undergroundz, además de ser colaborador principal del programa de punkrusthardcorethrash KATADOPEIN (que no tengo el placer de conocer... por ahora). Fan declarado del cine slasher y del kung fu clásico, es el encargado principal de traer las noticias al iniciar cada programa.

Su presencia no está asegurada en los ciento y pico programas que llevan, lo cual es una verdadera pena. Para mí un imprescindible para que un programa de La Hora sea redondo. Las películas que comenta suelen ir de cabeza a mi lista personal. Su forma de comentar noticias, películas y cómics es 100% agradable de escuchar.

Invitados - Nacho del Valle, Rebeca Fructuoso, Julián Almazán, Chema Ponze, Carlos Atanes, Naxo Fiol, Aratz Juanes, José Viruete, Vicente Vegas... y me dejo a unos cuantos. En la web de La Hora de Ving Rhames encontraréis links de los diferentes proyectos e información sobre cada una de estas personas. Recomiendo encarecidamente el investigar qué tienen que ofrecer estos nombres. Todos han aportado su grano de arena y han hecho del currículum de La Hora en algo excepcional. Ya les gustaría a muchos tener invitados así a sus programas, que estén a la altura de las circunstancias. Me sería imposible elegir a mis favoritos. Por corporativismos y networkings tendría que elgir a Viru. Pero a mí no me va ese rollo tan patético. El peloteo en red con intenciones egoistas de publicidad encubierta canta tanto que es pura desfachatez siquiera el publicar ese tipo de comentarios.

Mención especial para Calabazín y Juan Ramón, colaboradores que tienen muchas más gracia que todos esos que se hacen los graciosos en prácticamente toda la podcastfera y la radiosfera.

Y por último, pero no por ello el mejor o acaso igual de bien que los demás, sino LO PEOR Y POR MUCHA DIFERENCIA, Paul Michael "El mayor otaku de Canarias" Cope - El tercero de la discordia. Su ser lo componen ideales gafapastas; es moderno e ignorante (redundancia necesaria); pesado; viola a subnormales mientras se ríe de ellos; obliga a niños a que le chupen su micropene debajo de la mesa; molesta; distrae; es más imbécil que toda Andalucía borracha junta; metalero estrecho de miras; es el que menos sabe de los componentes del programa y de los componentes del planeta en general; trae cacharros de moderno de mierda fashion geek que molestan más y son más insoportables que cualquier canción de Crust que ponga Joni; presume de sus pijada de móvil; aprovecha cualquier oportunidad para hablar de su novia para evitar que los oyentes tengan de él una imagen de patético perdedor acomplejado (lo que realmente es); esa novia es producto de su enferma imaginación**; su cerebro no funciona bien y en lugar de hacer un resumen de cuatro frases con la sinopsis de una película el muy zopenco te cuenta toda la puta película; es un FRIKI orgulloso de serlo; está a favor de la ley Sinde, del canon, recibe dinero de la SGAE y cree que Ramoncín inventó el rock; se queda embobado y dice "¿qué?" cuando no se entera de nada, que por otra parte es lo que le pasa siempre... En definitiva, todos los circos necesitan a su payaso, todas las ferias necesitan monstruos grotesctos. Paul Michael "portador de Sida" Cope cumple ese rol en el equipo de La Hora de Ving.

Corren rumores de que en realidad es un tío muy majo, con el que AkaTsuko más se identifica por su postura moderada a la hora de tratar ciertos debates cinéfilos, que es un cachondo (MENTAL) y que sin él la hora de Ving no sería tan entretenida. Pero lo más probable es que sean rumores que él mismo inventa, porque es un mentiroso, un embustero y un falso de tres pares de cojones de pulga.

Las secciones - Una fórmula inmejorable

A continuación, disecciono el menú que normalmente tiene La Hora de Ving. Pero la cosa no se limita a un formato conservador consigo mismo, no hay reglas fijas de tiempo o de contenido. Un día los Visionados duran mucho, y otros el In Deep puede durar una hora o 15 minutos. Se disfruta mejor esta variedad que seguir una rigidez que acabe en lo predecible, lo aburrido. Más allá de su esquema La Hora también ofrece programas especiales que se salen aún más de la norma. Sobran los motivos para elegir La Hora de Ving sobre lo demás.

Noticias + Muertes del mundillo

Como decía antes, esta sección es la única con fecha de caducidad. Las películas cambian de nombre, de reparto, de directores, los rumores se desmienten, cancelan proyectos... Una seccion que pierde su valor a poco que pase el tiempo. Pero el caso es que una vez que conoces a Victor, a Joni y a Paul Michael "Javier Rafael Escuder Morales es mi único fan o eso me gustaría a mí" Cope , al escuchar los programas antiguos notas que mola escucharlos a pesar de las noticias desactualizadas. Porque las comentan tal como les vienen, sin compromisos ni sesgos más allá de la opinión personal. ¿En quién vas a confiar más, en un periodista o blogger patrocinado o en cualquier otra persona del mundo? Está claro cuál es la decisión más inteligente.

Visionados

Mi sección favorita.

Durante la semana, los colaboradores ven películas, cada uno por su lado, siguiendo los dictámenes de sus propios gustos y preferencias personales. Cualquier película vale, ya sea nueva, antigua, mainstream, española, un corto, road movies, slashers, cine de autor, de arte y ensayo, indie (el género predilecto de Paul Michael "pégame y llámame moderna" Cope, cómo no), spoofs, comedias, dramas... No depende de aniversarios, modas, ni meme-ces trendys (Novedad vs rollo retro, ¡puaj!), se ven lo que les da la gana, como debe ser, sin atender a la lista de lo más comentado en twitter o en imdb, ni a declaraciones rancias de "sólo cine raro" para intentar en vano desmarcarse de los demás, cuando precísamente internet está saturado de lo alternativo y lo raro.

In Deep

Los integrantes de La Hora de Ving Rhames además de auténticos cinéfilos, son creadores/trabajadores/autores dentro del mundo del cine. Graban cortos, algunos se ganan el pan con la industria del cine, vamos, que su interés por una película profundiza a niveles que van más allá de "tá bien, tá mal". En la sección final del programa se elige una película de antemano, todos la ven, y dedican gran parte del programa a analizar escenas, guión, interpretaciones, historia, repercusión de la película en su momento... Vamos, como un gran reportaje oralizado, con cantidades enormes de información y datos para amantes del cine en general.

Cómis au miens

De vez en cuando entre tanto cine y odio hay cabida para pequeñas reseñas sobre cómics. No es de mis secciones predilectas, más por indiferencia para con el formato que por falta de calidad de la sección. Pero si a José Viruete le gusta, dudo que cualquier lector de cómic vaya a tener alguna queja con esta sección.

Aun con todo el que peor la hace es Paul Michael "El manga es una cosa profunda que sólo yo entiendo" Cope. Le gusta tanto el manga que en un programa afirmó que se comería los excrementos frescos y calentitos de cualquier japonés.

Secciones fantasma entre las secciones oficiales

O como Paul Michael "hijo de górgona" Cope hace perder el tiempo a los demás con la subnormalía que le caracteriza. La duración del programa de Ving Rhames ha ido en aumento a lo largo de su existencia. De durar apenas 10 minutos, han llegado a una respetable media de 2 horazas completas dedicadas al Cine y al Odio (esto del Odio mejor se comprende escuchando muchos programas). Por tanto es difícil establecer tiempos comcretos para cada una de las secciones, a lo que además hay que añadir las situaciones en las que se acaba hablando de cualquier cosa. El mal menor que hay que soportar, sobre todo cuando se trata de Paulilla Maicol "monaguillo del" Copus Dei hablando de series (el tema más repugnante y cool de inicios de siglo. Muerte y censura a los podcasts dedicados a las putas series).

También disfruto de estas salidas de madre (excepto cuando se habla de la mierda de las series), pero es que lo comparo con cuando hablan de cine, y como que se me olvida que me gustan los podcast y los programas "de cualquier cosa". Es un programa de cine demasiado bueno como para desperdiciar minutos a las putas gafas de pasta de Paul Michael "esclavo de Apple" Cope.

Los especiales

Me es muy difícil describir con pocas palabras los porgramas especiales que ofrece La Hora de Ving Rhames. Son tan variados y tan únicos que podría dedicar mini entradas a cada uno de ellos. Desde tops tan peculiares como "top 10 de actores gordos", pasando por especiales de verano de más de dos horas de duración, repasos a sagas míticas o desconocidas de terror y serie B, hasta acabar con un especial aniversario por los 100 programas de 5 horazas. Luego el terrorista de Paul Michael "Mídame mamá, me dasco la paja que me pica, ¡uh!" Cope organiza un especial de nostalgia (la forma más fácil de adoctrinamiento en internet, cómo te luces Polainas) y tiene planeado un especial Cyberpunk que no llega nunca. Tienen prometido un especial de Cine Mental que puede ser lo más brutal jamás grabado en la historia de la radio.

Comentarios finales y recomendación de cómo empezar con ellos

¿Tienen algo malo y criticable en su programa? Puede ser. Yo tengo mis ideas sobre qué habría que pulir pero como no me van a hacer ni puto caso (y normal que así sea) prefiero reservarmelo. Porque esa es otra de sus virtudes: Nada de pose hipócrita a lo "nos debemos a nuestra audiencia y queremos estar cerca de nuestros FANS" que muchos gastan (mucho amiguismo pero luego cuando les dejas de besar el culo pasan de tu ídem), no, hacen lo que les da-la-ga-na. Mejor las cosas claras que promesas vacías.

Empezar a ser oyente de La Hora de Ving Rhames es complicado. Se necesitan tener dos dedos de frente (aunque muchos crean que es un requisito que se cumple fácilmente, luego con facilidad demuestran que no es así, que ellos creen que tienen algo de comprensión racional), sentido del humor y ganas de ver cine. Y respeto y saber reirse de uno mismo. Tampoco puedes ir con prejuicios de nerdo "dame cine malo y raro pa reilme jajajajaja" o de talifán "Fulano es DIOS y sus pelis son OBRAS MAESTRAS [arfghgahgRABIAhaghagBABASafgagfgafgagfANEURISMA]". Disfruta de lo que hay si si puedes. Si no puedes, es más culpa tuya que de ellos, eso dalo por seguro.

La mejor forma que se me ocurre para engancharse adecuadamente es escuchar dos o tres programas de los normales, donde estén los tres principales Victor, Joni y Paul Michael "Insertar cualquier ignominia pues Pol se la merece y más" Cope. Seguidamente escuchar uno de los múltiples programas con invitados que sustituyan a Joni o al otro tonto (ya no se me ocurren más paridas para el entrecomillado. ¡Qué hijo de puta, por su culpa!). Finalmente un especial dedicado a un actor, o a una saga. Y si todavía no te declaras, no ya "fan" (la palabra de los ególatras de internet), sino oyente o testigo de su calidad... pues a tomar por puto el culo.

En caso positivo, luego toca escuchar de principio a fín todos los programas que han puesto a disposición de descarga en la red. TODOS.

En Facebook existe una página llamada "Yo soy oyente de la Hora de Ving Rhames" donde se suele participar cuando emiten en directo. Los mensajes que allí publicamos se suelen leer en el programa. Recomiendo apuntarse a la fiesta, pero con tranquilidad, no todas las tonterías merecen ser leidas en La Hora. Es tiempo que le quitas a Visionados o a In Deep, y eso es joder el programa, al menos así pienso yo.

Sólo me queda añadir a esta sentida reseña, que Paul Michael "Hijo de la grandísima, infame y contrahecha PUTA" Cope merece ser sentenciado a morir sin posibilidad de tener un jucio justo, pues la mera existencia de Paul Michael "Siempre llega tarde" Cope demuestra que no hay justicia en este mundo.

------------------------
*Eso de "cualquier cosa es la mejor de la historia" es una gilipollez. La historia pasada importa un pimiento, es ahora, en el presente cuando algo tiene que ser bueno, el mérito es que guste ahora, no mil siglos atrás. Pues somos los vivos los que decidimos qué tiene mérito para nosotros mientras existamos. Que le den al fundamentalismo.

**Insultos a PMC aparte, se debería invetigar una nueva escala psicológica que ponga en relación:

- El número de veces que un hombre publica en internet la palabra "novia" en un contexto no relacionado con la vida en pareja.

con

- El grado de insatisfacción con una relación monogámica, cuánto esté acomplejado un hombre aun a pesar de haber conseguido ligar, el miedo al "no tener pareja" como descriptivo en sociedad, a la necesidad de presumir de pareja, etc...

Podría denominarse "Escala de los envidiosos pero que tienen razón sobre el patetismo masculino".

10 comentarios:

José Viruete dijo...

Son buenísimos, y lo que es mejor: que lo son sin darse cuenta ni proponérselo, de la manera más natural, en la que sólo cuenta el talento. Tienen algo que apasiona, aunque no sea para todos (ni lo pretendan). Como digo siempre: lo disfruto tanto que prefiero ser oyente en vez de parte.

key dijo...

Grandioso análisis.

A medida que voy oyendo 'pa atrás' y contento del porcentaje cine/lo otro, me cosco de que va la cosa y cada vez mola más. Ojala el triunvirato La parada de los monstruos, Viruete y Rhames dure mucho tiempo.

AkaTsuko dijo...

Aunque no sea para todos ni lo pretendan, si a alguien no le gusta el programa será por motivos ajenos a La Hora de Ving, es decir, por culpa suya de no querer disfrutar de buenas charlas sobre cine: puede ser que no te guste el cine, que seas un bobo que se ofende por cualquier comentario fuera de la norma, un fanático que endiosa directores, compañías o actores, un envidioso... Todo excusas que no les atañe a ellos. Guste o no guste es un programazo. En general, sólo pueden ir a peor, pero no a mejor.

Key, curioso "triunvirato". Yo personalmente no metería a tres formas de hacer programas tan distintas en una misma frase. Además, empezarían las comparaciones y... chan chan cháááaáán. XD

Illuminatus dijo...

Pero entonces, el Paul éste, ¿es majo o no?

La verdad es que no me he escuchado ninguno de sus programas. Me tira demasiado para atrás la pereza de ponerme al día o, simplemente, de tener que atender a todas las cosas que molan y de las que no estoy al corriente.

Illuminatus dijo...

Pero entonces, el Paul éste, ¿es majo o no?

La verdad es que no me he escuchado ninguno de sus programas. Me tira demasiado para atrás la pereza de ponerme al día o, simplemente, de tener que atender a todas las cosas que molan y de las que no estoy al corriente.

AkaTsuko dijo...

Illu, lo de las coñas sobre Paul Michael Cope se entienden mejor escuchando los programas.

El caso es que te recomendaría escuchar el de mañana, que va a ser un especial John Travolta con Chema Ponze (uno de los invitados más o menos recurrentes, pero de los más grandiosos). No creo que tiren de bromas recurrentes que no puedan entender nuevos oyentes, así que yo en el lugar de los profanos me apuntaba sin dudarlo.

Y si no tienes tiempo sustituye cualquier otro podcast, programa de radio o programa de tv dedicado al cine por este. Aun sin saber cuáles son, si es que los tienes, SÉ que La Hora de Ving es mejor XD.

Victor dijo...

Joer yo lo pille cuando llevaban la tira de programas y estaban empezando con las frases mentales de los subnormales en taco bell. Me hicieron escuchar la ostia de programas hacia atrás para saber de que coño hablaban o en donde se podía ver ese puto corto. Al final, Paul Michael "Vago" Cope no lo tiene editado. Para mi que no va a ver nunca la luz el corto, con todo el puto hype que hay. Casi mejor, si no pasará de "moda". He pasado un tiempo diciendo "que no me iames MENTAL" a la gente. Luego otra época que les decía "me ievaste enganiado". Y ahora estoy siempre diciendoles "ahoda TÚ edes la chica". Y riendome por lo bajini. Luego me veo en la distancia cuando estoy sólo y pienso: "que gilipollas soy". Pero aún así "me ghuzta".

AkaTsuko dijo...

El idioma Mental (o subnorléxicon como yo lo llamo), es una de sus grandes creaciones humorísticas, pero no las únicas. Programas atrás Victor está supergracioso con una etapa obsesiva que tuvo con Al Pacino, y le imitaba cada dos por tres. Luego están los piques entre Paul Michael "El Cine Iraní sobre rock indie me sulibeya" Cope, que son antológicos. Estas cosas amí me demuestran que todos esos humoristas y cómicos que están en la tele triunfando en realidad no estan por encima de nosotros, de la gente de la calle, ni nada parecido. Sólo han insisitido y se han hecho un hueco, y no merecen tantos besos en el culo.

Lo de Dos Subnormales en Taco Bell es una de esas producciones malditas que parece que no ven la l por culpa de algún incompetente. En este caso, Paul Michael CopónCopínYCopete.

O. C. P. dijo...

También está la música, que es mucho más ecléctica que la mayoría de programas; pueden sonar los hermanos Calatrava, Ice Cube o un grupo de postgrindcrustyflakeshorrorshopcore con canciones de cinco segundos. Y si mañana dejaran las películas y se pusieran a hablar de cocina yo lo seguiría escuchando, porque estoy seguro de que disfrutaría igual.

Jorge Ramiro dijo...

El cine me genera mucho amor y muchas ganas de ir constantemente a ver nuevas películas. Por eso cada semana voy a ver al menos una película. Sino trato de alquilar diversas pelis para ver en mi tv led y quedarme en casa. Sobre todo aquellos días de mucho frio