sábado, 1 de octubre de 2011

AkaTsuko's Cut - Pelis que nunca fueron (2ª Parte)

(La primera parte a sólo un click)

Seguimos con las películas mejoradas. Pero con cambios inofensivos, no como los que hace George Lucas con sus pelis, cambios que han provocado lloros, pataleos, rabietas infantiles y regresiones mentales que dejan a la víctima anímicamente en un estado de colapso prepúber.

Mooooovie Reeeecoooords, papaparapaporororpoporopomperoperó

------------------
Sala 6 - La vida es bella si matamos a Roberto Benigni

La lágrima fácil, la herramienta por excelencia para conseguir uno o más de los sobrevalorados Oscars. Hacer una película diferente sobre el holocausto es difícil debido a las restricciones propias de la Era de la Corrección Política. ¿Qué hacemos los que estamos muertos por dentro entonces? ¿Rebelarnos? ¿Desafiar la autoridad? Lamentablemente, el enemigo es muy fuerte, y no queda más remedio que unirnos a él. ¿Cómo? Pues mediante su misma arma, la corrección política. Corregimos La Vida es Bella cambiando la historia. Porque manipular la memoria histórica es políticamente correcto (ejem, ejem).

Es tan fácil como editar la cinta, quitar a todos los judios, a todos los personajes secundarios, y diálogos, y dejamos sólo a Benigni con sus frases y sus repelentes manierismos a merced de los nazis. Lo dejamos todo de forma que sólo Benigni sufra el holocausto. Una raza/grupo social/etnia no merece ser tratada así. Pero un gilipollas en concreto sí.

El cambio será enorme, pero qué curioso, ¡el 99.99999% de la moralina queda intacta!

------------------
Sala 7 - Crazy Taxi Driver

Buff. Yaaaawwwn. Meh. Boh. Pssssssss.Uuuuuaaaaaahhhhh....ayhhh. Reacciones a un tostonete de pelicula.

Taxi Driver. El clásico por excelencia de los entendidillos que se regocijan con el jazz, las miraditas, el drama, y la cara de palo de Robert De Niro. Algo hay que hacer, algo se debe cambiar, no para que la película apele al público masivo o vulgo (del cual todo buen cinéfilo de proh se auto-excluye siempre que puede), sino para que apele simplemente a una sana diversión.

Convertir la obra de Scorsese en ESTO:



Travis no sería tan "penas" si se tiñera el pelo de color verde, llevara camisa hawaiana (en lugar de esas roñosas chaquetas), trabajara en una zona playera y soleada... ¿Os acordáis de que se hacía el duro diciendo que le dejaban el taxi hecho una porquería con tanto fluido? En Crazy Taxi Driver las carreras no duran ni 2 minutos. No da tiempo a que nadie se agarre la palanca de marcha en el trayecto. Eso sin contar que los clientes no serían las ratas neoyorquinas, sino personas sanotas que piden destinos como el Kentucky Fried Chicken. Mejor llevar a unos hermanos afro, a unos mimos, a enfermeras trillizas, a musculosos en bañador, que llevar al indeseable del director en plan cameo chungo.

A tomar por saco el jazz deprimente. ¡Punk blandorro a saco! Basta de miraditas sutiles al retrovisor con mensaje psicológico subyacente. No hay tiempo para eso con un crazy taxi que salta sobre edificios, vuelca autobuses, quema llantas como el Delorean de Regreso al Futuro y funciona debajo del agua sin problemas.

YA YA YA YA YA!

------------------
Sala 8 - Buda explotó por vergüenza al contemplar cómo se la pelaba un monje

¡Menudas risas cuando me topé con esta película zapeando! Más bien me reía con las reacciones de mis hermanos. "¡Quítalo, que me estoy deprimiendo!". El cine iraní tiene algo hipnótico y fascinante, superdeprimente pero delirante como un gag de los Monty Python al mismo tiempo. De hecho, yo entiendo esas películas iraníes como una suerte de herederas de las comedias de los Zucker, me provocan risa de forma muy similar. De mí no podrán decir que "no las entiendo", sino que las entiendo mal. Pero ande yo descojonado...*

Siendo sinceros, lo que más llama la atención de la película es ese título rimbombante. Tanta información en el título propicia el dejar volar tu imaginación y...:

La vida de monje shaolin es dura. Siempre con rezos, colocando las ofrendas, despojarse de los pensamientos mundanos y banales... Cada monje pelón tiene asignada una tarea en el templo. Y nuestro protagonista es un joven monje shaolin encargado de vigilar las velitas de Buda durante las largas y solitarias noches. Es difícil controlar tu mente y no divagar hora tras hora. Sucede lo inevitable. El joven monje se aburre tanto en su puesto de sereno, que decide quitarse lo rezao y marcarse una
sesión de práctica individual de Kung Fu, estilo mono. El monje se levanta como bien puede la túnica, dobla las rodillas, y empieza a frotarse la entrepierna. Poco a poco su temperatura corporal aumenta. Lanza miradas hacia las entradas al hall principal de Buda, vigilando (ironía) que nadie le pille en plena reflexión. Pese a su condición de shaolin, el joven monje conoce técnicas avanzadas para darse placer. Con algo de dificultad debido a su engorrosa túnica, con la mano que le queda libre, comienza a rascarse suavemente en una parte especialmente sensible del escroto, en la parte de detrás/debajo. Todo el proceso realizado en medio de la sala principal del templo shaolin, ante la impertérrita mirada de la estatua dorada gigante de Buda.

Para desgracia del monje pajero, el espíritu de Buda puede ver a través de todas sus estatuas y ha contemplado todo el espectáculo erótico que ha montado él solito. La estatua se ha ido enrojeciendo de ira espiritual por momentos, pero el colmo máximo llega cuando el monje decide practicar otra técnica aún más avanzada: Con la mano del escroto, usa el dedo corazón para acariciar su bolsa, y al mismo tiempo comienza a masajear sus interiores anales con el pulgar. Buda no puede soportar una imagen tan grotesca ante sí. Coincidiendo con el momento de clímax final del monje, la estatua de Buda explota por la vergüenza ajena que le causa tal visión.

La explosión ha despertado a todos los monjes del templo, y ha alarmado a los habitantes de las aldeas cercanas. Todos corren hacia el templo a comprobar qué ha pasado. Al encontrarse al monje con cara de susto, tirado en el suelo con la túnica subida hasta la cintura...

Os animo a que imaginéis el resto
. Podéis aprovechar esta oportunidad para, en el futuro, cuando os quedéis con vuestros amigos modernos, presumir: "El cine iraní hace que mi imaginacion vuele... Sin duda, el mejor cine, el cine que estimula la mente y que la masa descerebrada no comprende. ¡Viva nosotros!".
-----------------
Sala 9 - La matanza de la Aldea del Arce


The Maple Town Chainsaw Massacre!!!...**

------------------
Sala 10 - El club de la Xuxa

Visita obligada (no sólo por entender la coña del juego fonético, sino porque Videofobia mola mucho):

http://www.viruete.com/videofobia-03-super-xuxa-vs-satan

David Pinche Pendejo Caray, director equivalente argentino no sindicado***, dirige esta imaginaria versión femenina de El Club de la Lucha. La versión original es demasiado machista y está embrutecida en exceso. Pese a que las intenciones de Palanhuik son sarcásticas, David Pinche decide darle la vuelta al asunto, por completo, hasta el punto de convertir la película en algo 100% vaginal. Para ello, decide recurrir a la heroína show-woman presentada por Viru y Paco en Videofobia: Xuxa, hastiada de su aburrida y monótona vida de cajera de Mercadona, decide montar un club secreto de mujeres de mediana edad solteronas. Durante las noches, en el almacen de descarga de productos del Mercadona, poco a poco, reponedoras, cajeras, señoras de la limpieza, bibliotecarias y toda suerte de obreras con trabajos poco o nada excitantes, van al encuentro del club de la Xuxa. Un club donde hablar de las cosas que preocupan a las mujeres.

El club se va convirtiendo en un movimiento de culto, y claro, hace falta establecer unas reglas sobre el club y las charlas entre chicas:

Primera regla del Club de la Xuxa - No hablar nunca del club de la Xuxa a las amigas más guapas y con mejor trabajo que tú.

Segunda regla del Club de la Xuxa - NO HABLAR nunca del club de la Xuxa a las amigas más guapas y con mejor trabajo que tú. (Sí, la misma que la primera. Es que a las mujeres hay que repetirles las cosas dos veces, que si no, no se enteran****).

Tercera regla - La charla termina cuando la chica que cuenta su problema dice "gracias amigas, ya me siento algo mejor", si rompe a llorar en plan berrinche (llora y habla a la vez, cuando sólo se la entiende "esquejopétíasestoyhartadiiyihizimimbibibiiiibuuuuaaaahh") o si le viene el periodo.

Cuarta regla - Sólo dos problemas emocionales por noche.

Quinta - Sólo un problema a la vez.

Sexta - Se viene sin maquillar y sin tacones de putón.

Séptima - Cada charla dura lo que tiene que durar (si tiene que durar cuatro horas, se tiran las cuatro horas rajando sobre novios cabronazos).

Y la octava y última regla - Si esta es tu primera noche en El Club de la Xuxa ... entonces.. TIENES que jurar que seremos amigas para siempre!!!


El club es ese lugar donde te escapas de la rutina, un lugar de encuentro para las "mujeres reales", donde se merienda Malteseers y se escucha música para tí, que eres mujer: Café Quijano, Dani Martín, Maná, Elefantes, Melendi, Macaco, Estopa, Bebe, Marea, Mago de Oz, Scorpions, Bon Jovi, U2, Muse, Coldplay, Fito, Joaquín Sabina...

El lema del Club "Que nadie te diga lo contrario: Eres bonita, un copito de nieve, única y especial. Eres una prima donna, cantante y danzante, ¡la mejor de este mundo, si sueñas con serlo! :D"


------------
CONTINUARÁ
(¡con directores españoles de cine de género invitados!... si nos llega el presupuesto para el alcohol, las drogas de diseño, el catering para críticos pelotas y las groupies)

----------------------
*No es porque yo sea cruel, que a veces puedo serlo mucho (como todo hijo de vecino... joputa), pero al igual que existen la comedia con su comedia no intencionada, también es aplicable el concepto de "dramedias" no intencionadas. El cine iraní es muy triste y dramático, pero de una forma tan extremadamente evidente, que causa risa. No os perdáis La Manzana. Risa por minuto.

**No me voy a extender más. Si digo antes que no soy cruel, es que no lo soy... Por cierto, ese título es el mejor oxímoron que habéis leido en vuestra puta vida.

*** Esto de fusilar cosas de los Simpsons cada vez me da más bajona rastrera. Qué fea y extendida costumbre bloggera, habría que redactar un tutorial para dejar de hacerlo.

**** ¡Es sólo una broma, no os lo toméis en serio! ¡Es sólo una broma, no os lo toméis en serio!

No hay comentarios: