miércoles, 18 de julio de 2012

Título póstumo

Siguiendo este enlace se encuentran mis últimas secreciones bloggeras:

http://www.viruete.com/author/akatsuko

No dejen de visitar viruete.com, ahora que ya no estoy volverá la nostalgia, los bellos recuerdos de la infancia, el Equipo-A, el fanservice ochentero y demás temas que yo no hacía más que evitar y despreciar. Y empiecen a leerlo desde la entrada más antigua. Los artículos de esa web no envejecen.

sábado, 12 de mayo de 2012

Advertrashing - El Circo del Lol (Cirque du loleil)

Son tiempos de sequía para el Advertrashing (ya sabéis, publicidad chorra de hilarantes consecuencias no intencionadas). Más allá de la puñetera canción de Vitaldent*, de las mujeres que se abren de piernas para dispararnos su olor menstrual, o de la pareja de modernos sin hijos con su aparatito que regula su vida sexual a base de dos colores y el sonido wi wi wi, la publicidad se encuentra en un periodo de crisis creativa. Lo cual no quiere decir que no se les ocurran ideas buenas: En publicidad, la crisis es cuando lo que se te ocurre no llama la atención, ni de forma positiva (spots memorables) ni negativa (nuestro querido advertrashing). Es por ello que, de nuevo, saltamos fuera del medio televisivo para encontrarnos con una nueva manifestación** de advertrashing. En la última entrega, por internet via esta terrible campaña mendoziana. Pero esta vez nos dejamos de tecnologías deshumanizantes y salimos a la calle, para encontrar...



... la maravillosa publicidad que trae consigo la visita de los Circos***. Artistas de Circo; población sin tierra, ni país; los últimos nómadas. Viajantes que portan consigo artes olvidadas y horteras (por esto último las queremos olvidar).

Como maestro de ceremonias (que es a los artistas de circo, lo que el chulo a las prostitutas) ¡doy por comenzado el análisis de residuos publicitarios!:

Bella: Suena la alarma en Deviant Art. Una de sus típicas pseudo-obras se ha escapado: Una versión de un personaje ajeno, estilizado de forma manganime, y atención al golpe de gracia... un ojo de cada color (espero que se pueda apreciar en la foto). Sospecho que el efecto heterocromía viene impuesto con el fin de evitar denuncias por copyright. En estos tiempos dudo que de cada pase un Circo saque más de 100 euros de media (a no ser que seas el Cirque du Soleil, el circo de arte y ensayo, el circo de los gafapastas). Pero por otra parte, también es igualmente válido sospechar que sea un elemento típico de Deviant Art. Los iris de cada color deben de ser el equivalente de las orejas de gato o las espadas grandes para los tías pintamonas. Aparte de las alas de mariposa. Eso sí que está establecido, lo de las alitas multcolor hortera. Por cierto, la heterocromía de Bella en esta imagen es un arma de doble filo: Está como estrábica perdida.

Bestia: En la película original, el ¿príncipe?, ¿duque?, ¿barón?, ¿apoderado?, ¿terrateniente?, ¿concejal?, ¿qué leches era el rubiales de Bestia antes de digievolucionar? Bah, dejémoslo en basura blanca aristócrata. Bien, como iba diciendo, el pomposo de Bestia, al principio de la película, cae presa de un hechizo por magia rumana, como castigo por no dar cobijo a la vieja rumana que va a pedir a las puertas de su castillo. En la versión para la publicidad del Circo, en cambio, la mamá de Bestia se acostó con un macho cabrío sin usar protección. Tengo el papelajo este desde hace un par de semanas, y cada vez que lo miro, aún no sé qué demonios puede pasar por la cabeza tras ese apático rictus. De seguro, su entusiasmo por bailar con Bella es nulo. La mirada va dirigida al escote de Bella. Tal vez haya visto cabras con más talla de ubre. Quién sabe.


¿Multicines?: Soy el primero en reconocer mi ignorancia sobre la scene circense (¿hay acaso, o eso de scene es demasiado modernez año 2000?), pero eso de hacer el numerito en multicine... ¿Y la clásica y emblemática carpa? Si no hay, me han violado la infancia**** . La única conexión que le encuentro es lo de los dolores por girar el cuello: En ciertas filas, es inevitable; en el circo, giras la cabeza para evitar el contacto visual con el payasete que busca voluntarios para algún numerito vergonzante.

Aforo LIMITADO: No soy yo el que está llamando "subnormales" al público que acude a las sesiones de Circo. Ellos mismos lo dicen, no yo. La prueba está ahí mismo impresa (¡patapán-pisch!).

-------

Pero el Advertrashing no termina aquí. Las sorpresas aguardan a la vuelta de la esquina... literalmente, pues agarro de la esquina el folleto, le doy la vuelta y encontramos más elementos folclóricos de la publicidad circense:


Podría meter una coña-referencia sobre la mezcla de personajes y Los Vengadores. Pero ya está bien. En serio. Ya está bien de Vengadores.

La Iconodulia: ¿Que qué significa el palabro? Quizá estéis más familiarizados con su antónimo: La Iconoclasia, con sus iconoclastas, detractores de figuras icónicas a las que adorar como zombis. Los Circos prefieren aprovecharse con más morro que el de todos sus animales juntos de la adoración de las imágenes sagradas. Encontrar un Circo en cuya plantilla no aparezca misteriosamente un personaje con copyright es misión imposible. Ya sea un personaje clásico de Disney, o el personaje de dibujitos animados de moda, por los carteles publicitarios asoma, para perplejidad del viandante. En esta ocasión, el crossover es digno de... aplauso no, sino esputo: Dora, Bob Esponja (que fuera del agua cría moho, por la humedad), Pitufos (por la peli, evidentmente), Caradorito y Autista (menos autista de lo habitual), aladdin (versión vhs del Lidl), Popeye (!!!), Mario (???) y... esos residuos de Dreamworks de animalejos de Madagascar. Pero atención, que lo de Madagascar quizá sea una maniobra de ironía-meta-referencial, pues la próxima peli de Madagascar irá sobre los animales esos en Europa... metidos en un Circo. Inquietante.

Payaso:¡Eh, ese payaso está plagiando la postura del icónico abuelo que representa este blog! ¡Copiones! Pasemos por alto que yo lo fusilé de los casi olvidados Gobliins... En fin, que menuda cara de baboso. Ese maquillaje es tan disperso e ínfimo que no tiene sentido llevarlo directamente. Sea como sea, no os fiéis de la gente que siempre lleva guantes blancos. Ese tipo de personas no quiere dejar sus huellas. Y la razón no debe de ser legal.


El Photoshowp debe continuar: Este blog no genera ningún tipo de beneficio material ni económico. Puestos a ser sinceros, ni siquiera benefico moral o intelectual. Así que puedo permitirme el privilegio de manejar el photoshop sin apenas leer medio título de un tutorial para las imágenes chorras o mi querida cabecera mutante. Pero aun partiendo de mi bajeza, lo del cartel de esta gente es terriblente perezoso. El cartel de Madagascar y el de Aladín marca blanca, tal cual, cuadraos copiados y pegados uno encima del otro. Qué DESIDIA.

Atuendo de los acróbatas: Lo mismo que he dicho del maquillaje del individuo anterior: La ropa de lentejuelas hecha jirones no es menos "ropa de lentejuelas". Reflexionad sobre ello.

--------


Conclusión: El Circo no tiene que competir con la tele, el cine o internet. Tiene que competir con el sentido del ridículo de las personas que se prestan a verlos.

Como diría Cortázar, "piense en esto...": Con cada visita de los Circos, se empapelan buzones, farolas, escaparates y calles con posters y folletos publicitarios que llevan escritas increíbles promesas de números circenses y satisfacción. Promesas que en el folleto no quedan reflejadas de forma fiel al resultado en la práctica real. Con cada campaña electoral... ¿acaso no sucede lo mismo, desde el empapelado de farolas hasta las promesas adornadas? Ahora yo es cuando pregunto: ¿Quiénes son los verdaderos payasos?

-------------------------------------------------------------

*"Ven, ven y te SABLEEN". Pues que les DEN una buena hostia en todos los DENTS.
**Esto funciona como El Exorcista o Poltergeist: "¡Manifiéstate, endemoniado marketing!"
***Por alguna razón, no puedo poner Circo sin mayúscula. Nunca me han gustado... pero de algún modo, la idea de espectáctulo que propone lo circense, se merece esa medallita ortográfica.
**** De verdad que teclear eso de violar infancia es el mejor método para descalificar la afirmación en sí. Te das cuenta de que es imposible decirlo en serio.

domingo, 15 de abril de 2012

Ty - The Tasmanian Tiger - Viaje musical

Voy a hablaros de un personaje llamado Ty. Para evitar confusiones, voy a dejar las cosas claras eliminando los individuos famosos que se puedan venir a la mente por ese nombre. En primer lugar no voy a hablar de este:

Ty Pennington, el presentador de Extreme Makeover - "¡¡¡QUE NO SE ME ESCAPE EL AUTOBÚS QUE VA A LA FIESTUKI DE LA COCAAAAAA!!! ¡¡¡ME METO MUUUUCHAAA COOOOCAAAAA!!!"

... ni de este:

Tai, de Digimon - "Mi mejor momento en la serie fue cuando Agumon me pidió ir al baño para hacer una caca muy grande"

Y aunque el título de la entrada hable de Tasmania, tampoco tratará sobre este:

No está entre mis Looney Tunes predilectos. Al poco rato de oír su BUAHGUAHUBUAHUHAHU me entra dolor de cabeza. Me temo que tampoco encajaré durante el inminente revival noventero

Esta entrada está dedicada a un entrañable marsupial australiano que protagonizó una famosa trilogía de videojuegos plataformas. Noooo, tampoooocoooo es Crash Bandicoooooot. Vaya tela. Qué agonías es esto de encariñarse con segundones que (quizá) no recibieron la atención ni obtuvieron la fama que se merecían. Yo me refiero a Ty, un tigre de Tasmania que protagonizó aventuras plataformeras durante la generación de la Equisbós-Gamekiú-Lapleidós (sic-sic-sic).

Esta entrada, en lugar de un repaso nostálgico-reivindicador de sus juegos, es más una selección musical de los temas que acompañan al jugador durante la trilogía de Ty. Esto es así principalmente porque yo no los jugué "en su día, de chaval", sino hace un año más o menos, y la verdad es que no hay que reivindicar mucho más allá de que son unos plataformas notables, dignos de ser catados una vez al menos. Así que haceos un favor auditivo y pinchad en los links a las canciones. Música de las antípodas, con alma Sainscuicsuisers. Os aseguro que es diametralmente opuesta al "ai si eu te pegou (mis ladillas)" del que supongo estaréis hasta los cojones, ya que también supongo al mismo tiempo que sois personas mentalmente sanas.

Espero que disfrutéis de este safari musical, totalmente gratis, y sin riesgo de que aparezca el rey Juancar con su escopeta ya que no hay elefantes en Australia.

Ty - The Tasmanian Tiger



¿Qué os parece el tema principal de la serie de juegos? Sí, la verdad es que resulta simplón. Pero esa es la funcion práctica, una melodía sencilla, reconocible, para que posteriormente se identifique siempre al personaje protagonista con una melodía musical que lo acompañe. Una técnica muy efectiva y clásica dentro del mundillo de la composición musical. Pensad en Darth Vader, Indiana Jones, la del parche en Kill Bill (aunque es melodía robada/homenaje)... Vuestro Spotify cerebral* comienza a reproducir las melodías correspondientes.

Pasemos a un material algo más destacable, que pese a derivar del Main Theme, tiene mejor ritmillo:



Mientras lo escucháis os cuento algo sobre el primer Ty. Un plataformas resultón, con un control algo tosco, pero adictivo. En lugar de los típicos ataques cuerpo a cuerpo (el torbellino de Crash, el spin nosequé de Sonic) o saltos a la cabeza de los enemigos, Ty se vale de una colección de boomerangs que le vienen a pares por fascículos.

Otro tema, más ambiental y sosegado. Para echarse la siesta en el porche de tu granja de koalas (?):



Al nacer, Ty acabó separado de su familia y fue criado por bilbies, el equivalente de los hamsters en Cangurolandia**. Al crecer, le toca tomar la antorcha heróica correspondiente a los protas que deben recuperar a su familia de garras del malvado de turno. Poco más hay que contar de la historia. En fin, el siguiente tema es de los mejores de esta primera parte:



Atención a las partes de uno de los instrumentos musicales más ridículos creados por el hombre: El arpita de boca (a falta de un nombre mejor... los de la wikipedia no me convencen).

El resto de los temas, aunque gozan del exotismo tropical de las antípodas y de variedad tanto instrumental como melódica, sirven más si juegas al mismo tiempo. Ya se sabe, temas de acción para los jefes, ritmos rápidos para carreras, sonido veraniego para las fases de agua (que en este juego NO son odiosas gracias a que Ty es flotador negro de natación*** y nada a toda hostia.), etc. Una anécdota chorra: Al jugar a la versión PAL, al menos la de xbox, hay un error de edición de doblaje. Tras ayudar a un personaje en el juego, nos da las gracias, y Ty en esos casos lo que suele decir es "¡sin problemas!" o "No hay de qué", lo típico. Pero debido a ese fallo, en una conversación, después de que le dan las gracias, Ty va y suelta "¡Qué asco!". ¿?¿?

Pasemos a la secuela.

Ty 2 - Bush Rescue



Jak and Daxter, cuánto daño hiciste a los plataformas. Primero te hicieron daño a ti. La saga GTA, en su momento álgido de fama, te arrinconó en un callejón oscuro y te violó sin contemplaciones. Quedaste marcado para siempre, y en Jak and Daxter 2 el estigma de GTA se notó. Ya no eras el mismo, ya no eras un plataformas. Como la mayoría de las mujeres maltratadas y violadas, te identificaste con tu agresor y te volviste un juego de tiros y vehículos en un ambiente urbano, oscuro, de submisiones repetitivas... Los que no estuvieron al tanto del debacle definitivo del género plataformero en la generación anterior, no entenderán la perversa alegoría del presente párrafo. Uno de los más evidentes síntomas de la pobreza creativa en la que estaba sumido el género, fue la influencia de los juegos sandbox, y más concretamente GTA, que incidió en las sagas de plataformas. De pegar saltos en entornos naturales simpáticos, los protagonistas de los plataformas se volvieron rudos anti-héroes de ceño fruncido que participaban en carreras clandestinas y cumplían submisiones para personajes secundarios que parece que se han escapado de un thriller mafioso de culto, robando coches, dinero, comprando armas de fuego... todo muy FLIPAO DEL GTA.

Ty, The Tasmanian Tiger siempre ha sido un poco copia de los Jak (aunque Naughty Dog no ha inventado nunca nada, jamás) pero con mucha personalidad propia. Aun así, en la secuela sí que se colaron ciertas cosas como el rollo cumplir misiones y viajar a puntos del mapa en un vehículo. Pero sin pasarse. La carta de fusionar el mundo creativo con el cyberpunk post-apocalíptico en las secuelas, no ha hecho acto de presencia en la saga de Ty. Al menos no de forma tan descará como en otras. Hay una ciudad inicial por donde pasean muchos personajes secundarios (muy simpaticotes, todo sea dicho), pero que nadie se alarme: No hay putas disponibles para que les castigues las tripas con un bate de béisbol. Ty 2 sigue manteniendo el encanto light de los plataformas de antaño. El tema de esta ciudad, llamada Burramadgee, mola bastante, sobre todo en la parte del solo de guitarrra, que mantiene el tono relajado de la canción:



No sé si a estas alturas de la entrada estaréis un poco hartos de los sonidos del diyiridú. También conocido como la flauta gorda esa que hace (forzad la garganta, como si tuvierais bronquitis:) GUAOOOOUOOAAAAOOOAAAOOOOAAAOOOOO. Allí en Australia, el digeridoo es el equivalente a hacer scratching en una canción de rap (mentira). El siguiente tema, de mi favoritos, cambia de tercio y casi que de continente. Disfrutad de este toque sudamericano, sin preocuparos de la repelencia latin lover o la loca cumbia youtubera:



Quiero destacar un tema que aparece muy brevemente en el juego pero que creo que está realmente inspirado. Música para un cementerio. No da miedito, pero tiene el punto melancólico perfecto para caminar entre tumbas de mármol. Que aprenda Tim Burton y deje de obligar a Danny Elfman a que le coma el minirabo de gótico (va con la tribu el ser un pichacorta):



Pasamos a la entrega final, pero no sin antes disfrutar de la guitarra española (seguro que algún melómano me corrige esto del tipo de guitarra) del siguiente tema:




"YO SÍ QUE ESTOY HECHO UN TIGREEEE. ¿OS HE DICHO YA QUE ME ENCANNNNTA LA COCAAAAA? ¡PASAD LA COCAAAAAAAAAAA!"

Ty 3 - Night of the Quinkan

Ty 3 comienza con un viaje interdimensional y un post-apocalipsis en plan Mad Max. ¡Oh no! ¡Ha caído en la tentación de lo que se puso de moda allá por los 2000'es! ¡Ty malote con pistola! Pues no. Pasado el susto inicial, Ty 3 sigue teniendo el encanto de los escenarios de fauna y flora australiana, sin apenas flipadas tecnológicas post-futuristas. Ty simplemente hace un breve salto en el tiempo, truquito de guión para justificar que el mapa ha cambiado, geográficamente hablando. Así los diseñadores del juego pueden meter fases nuevas sin tener que inventarse algo como que el protagonista viaje a otro país o época (ejem Crash 3 ejem Rincewind ejem...).


Por culpa de los flipados que usan internet (el 90% de los usuarios) le he cogido manía al adjetivo "épico". "Mirad, un nyan cat con la cara de Ty Pennington. ¡Qué épicooooo!". Putos subnormales. Por su puta culpa me entran reparos, cosquilleos en las mejillas fruto de la vergüenza ajena que siento al pensar en la palabrita. Y me da rabia, porque es el término adecuado para referirse al tono de Ty 3 y de varios de sus temas. Con la tercera entrega, el compositor, un tal Stamatiadis, toca techo creativo. Atrás quedaron los arreglos del main theme del principio de esta entrada. Sigue siendo Ty, pero con más originalidad. El siguiente tema puede que sea el segundo que más me gusta de todos, sobre todo por cómo va creciendo:



Pero antes de pasar al namberguan hay que tomarse un rato para disfrutar de la canción de la reformada ciudad inicial, Nueva Burramadgee. No sé vosotros, pero esas marcas marcando el ritmo, aunque mi cabeza dice que es repelente, mis piernas dicen que "nay" ("no", en australiano) y se mueven al contagioso compás:



A lo largo de la saga, se nos deleita con numerosos temas relajantes que nos acompañan tranquilamente durante nuestros paseos. Y el siguiente es de los más inspirados, de los que se agarran a la cabeza:



Pero no todo va a ser guitarreo español silbable. También hay hueco para moderneces varias como sintetizadores (pero sin abusar). A destacar, el tema de los Mini Bosses:



Y por fin llegamos al tema definitivo de la saga. Mi elegido. El que más se me ha clavado en el cerebro y que habré escuchado más de 50 veces (a ver con cuántas músicas de videojuegos pasa esto, si dejas fuera los temas clásico de las eras de los pocos bits). El premio para el lector que haya ido escuchando tema por tema y le haya cogido gusto al estilo de la saga. El destino de Ty 4 es incierto. El facebook oficial de los creadores muestra signos de vida en forma de nuevos concept arts, pero no hay anuncio oficial. Los juegos tuvieron su tirón, sobre todo en su tierra de origen, pero no alcanzaron el estándar económico para dar el salto a la gen de la 360 y demás. Desde aquí recomiendo la trilogía a los plataformeros empedernidos de verdad, como yo, que saben ver más allá de Marios y Sonics y catan y disfrutan con los segundones de nombres cortos (Ty, Vexx, Vince, Blinx, Conker, Tak, Tork, Cool Spot, Croc, Gex... algún día caerá artículo gordo sobre ellos ;D). No pueden presmir de repugnante fama nostálgica que marca generaciones, como ocurre con Spyro o Crash, pero sí que se mantiene fiel a los cánones de los que sabe disfrutar un aficionado al género: Exploración, plataformas voladoras, saltos calculados, variedad de enemigos... Que disfrutéis del tema, Southern Rivers. Espero que os atrape tanto como me ocurrió a mí:



----------------------

*Esta misma metáfora hace unos años hubiera sido con el Winamp. Qué recuerdos, el Winamp ¿verdad? Yo ninguno.

**Aunque odio que la genial secuela de los Rescatadores se llame "en Cangurolandia" ya que suena ridículo, se me acaban las formas de referirme al continente australiano sin sonar repetitivo.

***No existe ningún ranking de nivel por colores como el kárate. Me lo he inventado. Creo.

miércoles, 14 de marzo de 2012

Advertrashing - I.E.S. Antonio de Mendoza

Las entradas sobre Advertrashing vuelven a este blog. Y esta vez con un anuncio publicitario especial, que lejos de promocionar un producto típico anunciado en la televisión, se trata de hacer campaña a favor del ingreso en un instituto de secundaria. Seguramente conozcáis de sobra el vídeo del que voy a hablar, ya que el enlace se ha extendido por las redes sociales como la peste (sí, en el s. XXI las epidemias se contagian de forma voluntaria. Aunque no maten, siguen siendo enfermizas para la puta cabeza). Pero hablar sobre un tema mil veces tratado nunca ha sido un problema que detenga a los bloggeros ávidos de atención y fama miserable. Allé voy (sic):

El vídeo



La situación

Empecemos definiendo este atentado eSPAsMódico, ciñéndonos a la descripción objetiva, veraz y científica: Los tutores de ese I.E.S. han tenido la idea de realizar una campaña de captación de nuevos alumnos mediante un método poco convencional. Una forma de atraer la atención de las nuevas generaciones y convencer a sus padres para que ingresen a sus hijos allí. Y esa forma es: Un RAP mongólico, nefasto, inefable, vomitivo, embaucador, cacofónico, hediondo, archipatético y protovergonzante, paupérrimo, incomprensible, odioso, maléfico, insalubre, nauseabundo y, finalmente, horrible. Todo esto en negrita sigue siendo objetividad, veracidad y ciencia pura.

La letra

Versos que no son dignos ni de que Tito MC les foke y les parta la boca. Analicémoslos:

En el Antonio de Mendoza te lo pasarás muy bien,
los profesores son muy buenos y los alumnos también.
Entramos a las ocho y media y salimos a las tres,
en el Antonio de Mendoza te sentirás muy bien.

-Bien, bien, bien, pero qué tenemos por aquí. Una rima que transmite más vagancia que Andalucía a las cuatro de la tarde en verano. Lo de "te sentirás muy bien" es eslogan básico en prostíbulos/líneas eróticas.

El mejor colegio es el Antonio de Mendoza,
por eso te repito:
¡Mendoza, Mendoza,
oza, oza,
oza, oza!

-El Waka Waka ha hecho mucho daño. En realidad los estribillos en los que se repite una palabra o sílaba muchas veces son un cáncer muy antiguo dentro de la composición lírica. Un cáncer que no sabe de estilos ni clases. Mirad a Rammstein, que tira mucho de esta técnica, y aun así triunfan. Es una técnica de rellenar canciones tan antigua que la han declarado patrimonio de la humanidad (del que da vergüenza, que también lo hay). Anda que si el instituto se hubiese llamado I.E.S. José Manzano...

Hay diferentes clases caunocosucuavilidá
donde aprendes cosas nuevas sin dejar de disfrutar.

-El primer verso creo, CREO, explica que las clases están divididas según la habilidad propia de cada estudiante. Pero como eso son muchas palabras, había que acortarlas de algún modo. Y en lugar de recurrir a vocabulario breve, dejaron a la niña a su aire con su dialecto sua-gili. Pero vamos, que los del departamento de fonética están perplejos y no hay consenso sobre lo que se oye el vídeo.

Hay niños especiales, pero todos somos iguales.
Si entras en aula de especial con ellos te divertirás.

-Traducción: Con los mentales te partes el culo. Es la nota polémica que todo rap debe tener. Un aplauso para el Antonio de Mendoza, un instituto progre de verdad, en el cual los subnormales están integrados en la sociedad como cualquier otra persona, ergo, se ríen de ellos de igual forma que se ríen de cualquier otro, sin discriminación.

-Traducción libre: Los que cantan son "iguales" que los de Clase Especial. Es decir, han salido de ella. Aunque esta traducción conlleva una paradoja. Con su manera de cantar no te diviertes, sino que te duele el alma.

Si el título no te vas a poder sacar al PCPI podrás entrar.

-Significado: Si eres más tonto que las piedras, métete a camarero, zopenco. Lo peor es que los camareros que salen en el vídeo, suponemos que titulados, tampoco son unos camareros decentes: En lugar de comida, llevan trabajos de plástica horrendos en las bandejas. O será que esos son los de la División Especial de PCPI...

French is a language that is very understood.

-Francés, la lengua de los "entendidos".

English is a language that is easily LANS.

-Estoy que no cago con este verso (lo cierto es que desde que vi el vídeo estoy estreñido). Puede tratarse de una mala pronunciación de learned o learnt (que con esta última forma del irregular sí que sería grave)... o puede tratarse de una posibilidad que me entusiasma: Que hayan querido meter una referencia cinéfila (algo muy común en ciertos raps. Y muy forzado y chorra). Concretamente a Lance Henriksen, actor secundario por excelencia y que además es famoso por tener papeles en los que tiene que morir (ni siquiera Sean Bean se le puede comparar). ¿Querrán decir con esta mención a "Lans", que quieren que se muera de vergüenza por salir en esta canción, como siempre le pasa? Mucho ojo, que esto puede ser toda una genialidad referencial.

En el aula de plástica podrás pintar.

En el gimnasio podrás calentar

-Y en el aula de literatura podrás rimar. Y todos los infinitivos que quieras podrás usar.

En el aula de música podrás tocar

Do Re Mi Fa Sol La Si Do.

-Literalmente. Todos los instrumentos están rotos y sólo funcionan ocho notas en cada uno.

Suena el timbre y todos al patio,

por eso te repito:
El mejor colegio es el Antonio de Mendoza,

-Jejejejijijijojojojujuju qué pícaro, qué buen motivo para considerar al Mendoza como el mejor colegio: Cuando suena el timbre y todos se han ido al patio. El insti les encanta... pero visto desde fuera.

Finalizamos esta canción diciendo un adiós.

-No pueden finalizar callándose simplemente, no, tienen que rematar con otra rima facilona. Tortura hasta el último minuto.



Los protagonistas

Aunque más bien habría que referirse a ellos como antagonistas, porque la emoción principal que provocan es la de rechazo. Y por puro instinto. Uno se pregunta cómo unos chavales tan sosos e ineptos ante la cámara han acabado como niños elegidos* para protagonizar el vídeo. Y la única respuesta posible, al mismo tiempo se hace necesaria para descubrir la verdad detrás de todo el tinglado: Probablemente sean los dos únicos alumnos que se han prestado voluntariamente a hacer el ridículo tras la petición del profesor de Música de turno. Porque no cabe otra posibilidad. Esto ha sido maquinado por el prototipo de profesor joven que va de enrollado, que siempre quiere organizar actividades extras que no tienen nada que ver con aprender, el del trabajo en grupo, el de fomentar la creatividad, el del espectáculo público, el fracasado que no pudo montarse un grupo con el que triunfar por su cuenta... en definitiva, "el de Música".

Por simple estadística socio-escolar, es bien sabido que en la época de secundaria se forman los típicos grupitos de tribus urbanas. Las pijas, los fumetas, los deportistas, los nerdos... hasta llegar a los flipados del rap. Esos que durante el recreo se van a la parte de atrás del edificio a hacer beatbox**, o a vegetar en algunas escaleras, obstaculizando el paso y defendiendo su territorio como un fanático de los Tower Defense. Y a tener los pantalones caídos a la altura de las rodillas. Por mucho rechazo que sientas hacia las tribus urbanas o a la de los raperos en concreto, hay que reconocer que lo más lógico sería consultar a esos chicos a la hora de realizar un videoclip de rap. Estar flipado con algo, más o menos te convierte un experto en ese tema. Más o menos. Pero algo es. Y los que han hecho este vídeo se ve que no se atrevieron a preguntarles a los flipados del rap correspondientes. Tendrían miedo de que les pegaran y les grabaran con el móvil. ¡Cuántos prejuicios!***

El chico. Un chaval que no sabe nada de rap o hip hop. Esto es evidente no sólo por su falta de ritmo a la hora de rimar o "cantar" (comillas muy necesarias), sino por el hecho de que las únicas directrices que ha seguido para convertirse en un rapero de verdad han sido: 1) Llevar gorra. 2) Ponerse un colgante de rollo étnico raro. Hasta Pinocho tuvo que currárselo más para llegar a ser un niño.

En cuanto a la chica... digamos que la única palabra que se me viene a la cabeza cuando la veo es esta: Calamarda. ¡Que se vuelva a fondo de bikini a aguantar a su vecino Bob Esponja! Pero ella en vez de producir un sonido insoportable con un clarinete, se vale nada más que con su voz. Si dices OZA OZA tres veces delante de un espejo, antes de llegar a la segunda vez ya has muerto por vergüenza ajena. Y esto no es leyenda urbana, por eso te repito que es ciencia objetiva.

Tras ver el vídeo, el chaval ya no siente tan patético por llevar ese difraz. Y Mendoza (el perro... sí, es un perro) pidió que le sacrificaran en la perrera.

La música

Fácilmente podríamos estar ante el equivalente ibérico del Friday de Rebecca Black. Pero igual de fácil es la victoria del tema de la niñata consentida al hacer la comparación con el insípido rap del Mendoza (oza... oza...). Joder, Friday tenía su puntillo. Joder, que al menos contó con el trabajo de un negrata de verdad, aunque sea de uno arrastrado que se dedica a grabar clipos de niñas pijas. Joder, que parece que la niña de la cría podía permitirse sus servicios y que el instituto no ha tenido el mismo dinero que esa familia para contratar a un compositor digno****.

Frente a todo eso, ¿con qué contaron en el IES Antonio de Mendoza? Pues con una música enervante, de un estilo electrónico típico de compositor indie fracasado que nunca llegará más lejos que de hacer una aparición en Radio 3. O sea, el típico profesor de música. Todo en-ca-ja.

Y qué decir de ese OZA OZA, ese eco antediluviano que reinventa la pesadilla.

El montaje

Espero que el que haya montado el vídeo no sea un estudiante de PCPI de Herramientas Software de Edición. Porque el resultado es de suspenso. Suspenso de castigo corporal. Empiezan la canción en un pasillo oscurecido, con el chaval flanqueado a los lados por un panel de corcho y una papelera. Muy elegante.

La letra, tan pelotillera como es, se ha olvidado de decir que estar en clase en el colegio de Mendoza es como estar en el paraíso. O al menos eso parece con esas ventanas y paredes con iluminación radioactiva que salen en el vídeo y que no nos dejan ver nada por culpa del efecto contraluz.

En esos insoportables segmentos en los que a la Calamarda le toca cantar el esribillo, la cámara se dedica a marearnos con movimientos que parecen grabados por Zack Snyder a tope de whisky con Red Bull. Supongo que querrán nublar la mente y que la terrible decisión de inscribir a los hijos en ese instituto se produzca con mayor facilidad.

¿Y ese efecto color verde y comandos de ordenador que se transparenta al principio y al final de la canción? Eso no es un efecto metido con software barato al editar el vídeo. Eso es Matrix que ha tomado el vídeo como una anomalía gigantesca y se quiere reiniciar. O autodestruir. En Sión estaremos a salvo de tanta vergüenza ajena. Está claro que si esa gente cree haber realizado un vídeo simpático, es que viven en su propio mundo virtual, en su propia cueva de Platón.

"Eres una parte importante del sonido de la máquina"

Sé que esto entraría en el apartado de letra, pero es que es tan inreíblemente WTF! que merece sección propia. Es imposible dilucidar a qué cojones se está refiriendo el que ha escrito esta infamia con ese verso. Otra hipótesis: Cuando planeaban esta canción, en la asignatura de Lengua no habían llegado hasta la metáfora en el tema de las figuras retóricas. Así que se adelantaron a mirar qué eran y entendieron mal su funcionamiento. Para ellos una metáfora tiene que sonar "así como mezclando cosas que no tienen sentido, pero que suenan con mcha fuerza, así como profundo". Sí, subnormal profundo. Así les ha quedado.

Se nota que estos han estudiado en el Mendoza. Sobre todo el de la derecha. La Clase de Especial donde te divertirás, ya sabéis.

La pregunta - ¿Es recomendable meter a mi hij@ en este instituto?

La respuesta - Visto el panorma, sería más recomendable que metieras droga a tu hijo. Ellos dicen que si tienes dificultades para sacarte el título, hagas un curso de formación profesional. Yo no sé qué coño van a sacarse tus hijos en ese instituto. Bueno, igual sacan algo si van de noche y entran rompiendo una ventana...

----------------------------
* Si salieran en la serie Digimón, los digimón que les asignaran pedirían dimisión. Por eso te repito, el mejor colegio es el Antonio de Mendoza. Mendoza, Mendoza, OZA OZA. OZA OZA.

** El beatbox son sonidos rítmicos producidos con la boca que hacen las madres a los bebés para provocarles la risa floja.

***... ¡Los que hay en esta entrada!

**** Esto de que un colegio de enseñanza pública español tenga menos dinero que una familia de pijos, más que una exageración bloguera es una triste realidad.

sábado, 11 de febrero de 2012

Zoltan and the Gang of Five

Siempre pensé que este día nunca llegaría. No, no me refiero al día en que por fín actualizara el blog, por mucho que lo puedan pensar ciertos lectores habituales (también tela con ellos, pues menudo blog al que han ido a seguir). Ha llegado el día en que Akatsuko.blogspit.com hable de SERIES. Y aunque suene paradójico, lo peor es que voy a hablar bien de una de ellas. Me consuelo con que no he escogido una de esas series modernas con sus respectivas Y repelentes corrientes de pensamiento fandom ("uah, el doctah", "¡zombis andando despacio, mooooola tíííooooo!", "bueno, bueno, momento histórico de la televisión con Another-HBO-fucking(literally)-series, pero la semana que viene digo lo mismo de otra"...). Por lo menos me libro de comentarios vergonzantes de complicidad entre fans-itos ("JATERS JUANA JEIT y entre nosotros nos masajeamos el fan-cimbrel").

Alguna vez he mencionado mi particular fijación con cierto recurso de las obras de ficción: Las bandas. O como quiera que lo llamen en TvTropes *. No volveré a explicar el concepto en detalle, pero en resumen, son grupos de personajes que se diferencian del típico grupo protagonista de los buenos, pero que tampoco caen en el tópico de los esbirros anónimos del bando de los antagonistas, esos que caen como moscas ante una hostia o un disparo de los buenos. No, yo me refiero a cierto grupúsculo de personajes que tienen su trabajo de caracterización más allá de ser Lo' Malo'. Tienen su pasado, su carisma, sus poderes específicos (en el caso del género fantástico), personalidades marcadas y diferenciadas... no es lo mismo un ratero atracador de ultramarinos que una asociación de ladrones de guante blanco, cada uno con su alias y sus gustos, su estilo... Ahí está el matiz que me mola.

La presente entrada va dedicada a uno de ellos, los cuales parten de una serie de televisión. Concretamente una serie de dibujos animados. Pero que no se alarme nadie, no es otra paradoja social como la del primer párrafo: No es una serie de animación con fans flipadillos a lo Phineas y Ferb, niñatas con complementos de las Supernenas o Bob Esponja, ignorantes bronys (que parece que ninguno conocía la Comedia antes del sobrevalorado reboot de My Little Pony), gente que ni sabe de, ni disfruta, ni se toma en serio la animación más allá del "jaja, estos dibujos son los mejores de todos porque lo dice interné". Ni siquiera podríamos hablar de nostalgia, que casi nadie parece acordarse o demandar su regreso. Esta serie no vas a encontrarla en megaupload... coñas aparte, es que esta serie ni siquiera estaba en megaupload antes del mega-Hundimiento. Y en los sitios raros donde tenías que buscar (apolillados e-mule y torrent) lo que había estaba incompleto y pobremente ripeado de vhs.

Y después de mi marca personal de meter un prologazo enorme, el artículo. Es el año 1990, la serie, El Ataque de los Tomates Asesinos. Y la Generic Evil Organization Squad:

Zoltan and the Gang of Five

Tras una primera temporada de planes fallidos, más enfocados a referenciar iconos del cine de serie B que a conquistar el mundo, el doctor Putrid T. Gangreen decide aumentar de tamaño la proporción de sus planes. Así pues, tal y como hacen los triunfitos que tras dar el coñazo por las radiofórmulas españolas, salen del país para llevar su maldad más allá de las fronteras alrededor del mundo civilizado, el doctor decide apuntar alto y actuar de forma similar: Conquistar el mundo mandando a sus tomates asesinos a todas las partes del mundo. Esto suena a perogrullada literal que tira de espaldas, pero se ve que los científicos locos megalomaníacos, en la práctica, lo que hacen es machacar un pueblecito o una ciudad repetidas veces antes de ponerse manos a la obra con el resto del planeta. De ahí que pronuncien tanto esa frase: "Hoy, VillaGeneric; mañana, ¡el mundo!". Nótese el carácter procrastinador de la fracesita.

De pequeño cuando oí por primera vez la palbra fuck creía que se escribía fox

Pero tantos frentes de batalla internacional suponen un problema de administración muy complicado. Y como que no se puede dejar el tema en manos de Igor, aquél henchman sin gracia de las pelis que, si ya era un inútil en la película con su fijación absurda de ser presentador de telediario, en la serie quedó reducido a un subnormal tipo"hey, duuuuude, awesooooome!" con el cociente intelectual propio de Beavis y Butthead. Sus huestes de tomates kamikazes tampoco probaron ser de mucha utilidad. Así que la únca opción que queda es re-invertir en un experimento medio fallido en un principio: Zoltan y otros cinco tomatitos que por no tener guión, ni tenían boca dibujada. En la segunda temporada se dejarían de mandangas, pues el loco, digooo, enfadado doctor Gangrenas en los primeros minutos del primer episodio les retomatizará en un tubo gigante de esos típicos de los laboratorios de científicos loc... eso, enfadados. ¿El resultado? Mejor a un click para la enorme imagen que he preparado:


Las asociaciones de padres se escandalizaban por aquellos hilillos de sangre que les salían a Goku y compañía de la boca después de la milésima hostia, pero yo temblaba al ver los dientacos, esas costuras gore en la piel de Zoltan, esas deformidades, las babas verdes asquerosas... Y desde entonces siempre los he tenido en el recuerdo. Va por ellos, dedicada esta tomatédex.

Zoltan

Tuerto, cara cosida, UNICEJO. Un aspecto aterrador. Igualito que el andaluz que salía en aquella peli slasher, Almeria Chainsaw Massacre.

En la primera temporada era el encargado de personificar los iconos del cine ya citados, desde Indiana Jones hasta el mismísimo James Cagney, con "Top of the world, ma!" incluída. Me pregunto si los críos americanos pillaron la referencia. Seguro que cierto lector de este blog sí que la conoce bien.


Beefsteak


Las imágenes hablan por sí solas ¿no? Exacto: Esa montera (o sombrero de torero) parece el logo de Mickey Mouse. Eh... digo que Beefsteak es un personaje antropotomatizado a partir de un toro. Y... no sé, no hay mucho más que exprimir del personaje. ¡Bueno sí! Puede que algo de Red bull (patapán pisch doble!).

Fang

Reptiliano tomate que derrocó de su liderazgo a Zoltan en uno de los episodios.


Ketchuck

Kim Dotcom cinco minutos antes de que el FBI llamara al timbre de su mansión

Un tomate orondo y hediondo, que al hablar sustituye las pausas por eructos. Como Victor Olid en La Hora de Ving Rhames. Aun con todos los sonidos guturales y escatológicos, es más agradable que Ben 10.


Mummato

Mummato habría sido el personaje perfecto para The Mummy Returns: Su principal característica es que habla muy poco, y eso es precisamente lo que necesita la peli. No tanto secundario graciosete hablando.

No es una momia, es Belén Esteban justo después de la operación de cirujía estética

Cancelada la 2ª temporada a los pocos episodios de empezar, es normal que no pueda aportar mucho sobre los personajes. El único gag en el que participa Mummato casi que ni es gag: Es que John Astin (la voz de Gangreen en inglés) pronuncia con mucha gracia su nombre.

Tomacho

La wiki dice que Tomacho está inspirado en las maneras de John Travolta. Como siempre, la wikipedia patina con el rigor informativo. Tomacho tiene más pelo que Travolta. Y es más delgado.
---------------------

Soy consciente del poco friki-service del presente artículo, es decir, poca información extraída de la wikipedia o cualquier otra web sobre la serie, las pelis, John de Bello, las temporadas, argumento, otros personajes, etc, info que podría hacer pasar por mía cual Gurú Friki orgulloso de serlo. Nah, quien quiera esa mierda que acuda a las verdaderas fuentes, o a esos ego-maníacos. Yo me quedo con el homenaje dedicado que siempre quise brindar a esos tomates de diseño tan molón, sobre todo por las capturas, que por desgracia escaseaban en la red hasta que he publicado esta entrada.

"Tomatoes!"


*¡En esa página faltan muchos! :( No está ni FOX HOUND, ni los Cobra de los Metal Gear. Y si contemplara el cine asiático... buff. Empiezas por Los Cinco Venenos y no paras.