jueves, 30 de julio de 2009

martes, 28 de julio de 2009

AkaTsuko's On Tropic (y hago 3-logía)

No sé para qué estoy escribiendo esto, sé que estáis en Gandía, en DU-BLÍN o en Jopón, comprando productos eróticos o yo que sé, pero hay que hacer recuento y spam y yo qué sé qué más.

Artículo nuevo sobre una serie de animación sobre una banda de Death Metal

http://www.paradadelosmonstruos.com/modules.php?name=News&file=article&sid=216&mode=&order=0&thold=0

Mi colaboración con La Parada de los Monstruos sigue adelante. ¡Tú también puedes colaborar! Son buena gente así que si quieres que tu sabidurida se extienda puedes mandárles algo, que si casa con la tónica freak de la web, puedes quedar publicado.

Entrega veraniega de Cideojuegos de fín de temporada de La Parada

http://www.paradadelosmonstruos.com/modules.php?name=News&file=article&sid=217&mode=&order=0&thold=0

Actualidad videojueguil, especial retro sobre rol por roleros de vieja escuela, mucho humor y desparpajo. ¿Hace falta pedir más? Sí, pero eso es porque sóis unos egoístas y lo sabéis.

Entrega veraniega de Cine de fín de temporada de La Parada

http://www.paradadelosmonstruos.com/modules.php?name=News&file=article&sid=219&mode=&order=0&thold=0

Pixar, Doctor Who, Sam Raimi, GI JOE, y por si fuera poco [Armabot] (hablando del diablobot, creó un blog hace no mucho. Visitadlo, que tiene cosas muy curiosas sobre animación digital). Bajad, escuchad, y si os dá pereza, comentad un simple "¡genial!" o "¡Mola!" o "Yo me bebo el caldo de los flax en verano y invierno" para que sus integrantes sigan motivados.

Oh, y, ¿habéis vuelto a empezar el Monkey Island o el Simon The Sorcerer ya?

jueves, 23 de julio de 2009

Los Emuladores son para el verano

Llega Agosto. Llegan las vacaciones. Y os iréis de vacaciones. A Gandía. Todos se van a Gandía. No hay más sitios. En Gandía debe de haber aparecido una nueva raza de guiris que caguen diamantes y orinen champán. Traedme un plato de gambas rojas, pero de las de verdad, las que de verdad saben diferenciar de Marx el actor y Marx el anticapitalista.

¿Qué dices, veraneante de Proh? ¿Que tú no eres como los demás, que tú te vas a Dublín? ¿A DU-BLÍN? Qué genial, qué de ventajas:

-Hacerte fanático de U2, pese a que no hacen nada épico desde que Bono decidió que él era el Elegido y vestir guardapolvos de cuero y gafas de sol a juego.

-Creerte superior al entender, por fín, uno de los cientos de acentos derivados del inglés. Parcialmente.

-Visitar la famosisisisisisisisisisisisima fábrica de cerveza irlandesa de cuyo nombre no quiero embriagarme. Fijo que serás el primero. Fijo que serás el primero al que, al principio del tour de visita, le dan una piedra que podrás canjear por una cerveza en el último piso de la fábrica. Lo mejor para estar en armonía con el alcohol, ya hasta utilizas dinero de piedra, como nuestros trogloditas antepasados.

-Si eres pelirrojo, sentirte entre iguales.

Ah no, que te vas a Japón. Qué envidia me das, me cago en el santo copón y en la costodia epistolicovangélica. Asegúrate de:

-Comprar una revista de manga, de esas con papel amarillento y mohoso de fábrica. Años de venaja colega, años.

-Comprar una revista de los jardines más frondosos de Shibuya (os ayudo con la traducción: “Ezcuse maru, I wanchu Porn Magazine”)

-Descubre que los alimentos típicos japoneses tienen mejor pinta en dos dimensiones impresas en los cómics o animados en el anime. Y mejor sabor de hecho. Arranca una página de cualquier manga en el que haya dibujado un onigiri y métetela en la boca si no me crees.

-Comer en el Burger King/McDonalds. No te preocupes, allí nadie te conoce, nadie sabe que luego echas pestes de “esos sitios donde venden mierda”.

-Paséate en bolas por la casa imperial. Ya nos acusaron hace un tiempo, cometamos el delito para completar el círculo.


Qué idiota soy, casi lo olvido, que tú ya has estado en esos sitios, o en su defecto te has tragado las temporadas completas de “Famoso muerto de hambre accede a viajar por el mundo patrocinando agencia de viaje” (Sardá te saludamo'). Y ahora tienes mucho tiempo libre. Tú no pierdes el tiempo, estás en la universidad, te culturizas en tu tiempo de ocio veraniego. No te pierdes ninguna de las últimas obras de la literatura universal (la explotación de licencias intelectuales ya ha alcanzado cotas macrocósmicas):

-MILLEURENIUM: Los hombres que no cobraban lo mismo que las mujeres. Los mileuristas han llegado al poder. A alguien se le ha ocurrido por fín hacer un personaje cuyo oficio es ser hacker y que no es un gordo con gafas friki nerd pajero sin novia. Un virus hace que todos se vayan a Gandía. Con los beneficios el autor consigue pagar su propio pan. Antonio Gala opina de este libro: “Si te gusta este, cómprate el mío antes que está en la estantería a ras de suelo”

-CORPÚSCULO: Medias noches mojadas en arroz con leche. Una chica gorda (por mojar phoskitos en el colacao) que vive en Marbella es salvada por un Cthulhu que vive bajo el mar. Un amor imposible entre especies de distintos mundos. Ella no tiene suficientes orificios en el cuerpo. Un obstáculo que deberán superar por amor. Si eres chica, al ir a pagar este libro puedes aprovechar y dejar en la caja tu baja autoestima. Anne Rice opina de este libro: “¿Envidiosa, yo? La envidia es pecado capital... y hace llorar al niño Jesús.”

-El nuevo libro de Punset. Punset recopila más y más datos curiosos y entretenidos sobre el ser humano, y aprovechándose del acto reflejo humano de saltarse texto cuando este se refiere a tal o cual autor citado, Punset se hace el amo del mundo Punset ha opinado sobre este libro: “Debido a que es virtualmente imposible que ningún actor de doblaje llegue a tener mi misma edad, me doblo a mí mismo.”

-La autobiografía de Hanna Montana. El lector ya odia demasiado a esta persona, si hiciese algún chiste para que la odiase aún más su páncreas estallaría en mil millones de pedazos. Me procupo por vuestra salud.

-Las columnas de opinión de Pérez Reverte. Reverte hace lo mismo que Mago de Oz y llama cabrones a: banqueros, concejales, políticos, alcaldes, funcionarios, al niñato del metro de Valencia, a los periodistas de la prensa rosa, a los que no leen literatura “que te llena” (en la que incluye su bibliografía completa, faltaría), a los que se pasan todo el día delante de la televisión, a los fachorros, a los que no tienen educación, a los mentirosos... En consecuencia se gana el cariño y el respeto de toda España y sus opiniones se convierten en “verdades como puños”. Pérez Reverte opina sobre sus opiniones: “Esos cabrones bloggeros como AkaTsuko, que me insultan en su blog, envidiosos de mi gran trabajo como reportero de guerra, que sufrí mucho, que oí de lejos un par de tiros en mi hotel para periodistas. Envidia que tiene de que yo tengo una silla en la RAE. ¡Una silla a-col-cha-da!”


Un servidor va a malgastar su tiempo en otros “menesteres” (como dirías tú, literato de Proh, con ese léxico tan de obras recomendadas por los profesores de la ESO). Voy a rejugarme Monkey Island, o su secuela. O puede que me deleite con el Full Talkie Version del Day of the Tentacle. O recuerde “lo guay que era Simon The Sorcerer” en un maratón de primera parte seguida de su secuela con un montón de golosinas, snacks, chocolatinas y refrescos azucarados a mi vera. O descargarme mil roms y pasarme horas y horas peleando con la config para emular la experiencia al 100% como en la plataforma original.

No aprenderé nada, ni mejoraré como persona. No es necesario, ya sé desde hace mucho que eres odioso y que soy peor persona que tú. Para despedirme cogeré un título respetado por los enciclopédicos eruditos y lo modificaré un poco (así, fijo que me hacen una entrada en la Wikipedia).

LOS EMULADORES SON PARA EL VERANO

miércoles, 22 de julio de 2009

El Agüelo se va de viaje 5

¡Detenéos! ¡No hagáis más Indiana Jones!

martes, 14 de julio de 2009

Cosas(5)... del Centro Comercial

Una de las cosas que más hace perder la paciencia (sí, más que el anuncio del "eefantaceroasiquetúlapalmaaaa") es vagabundear por el centro comercial de rigor, sin posibilidad de avance debido a que tu madre se ha puesto a darle a la sin hueso con otra cuarentona que no tiene ninguna relación contigo. Cinco minutos en un pasillo equivalen a 5 minutos en la celda de aislamiento de una prisión: uno se cansa de la vista enseguida. Así que aquí voy con una lista de Cosas que se pueden, no, que se Deben hacer para evitar el aburrimiento provocado por estos encuentros tan molestos. Dividido en áreas donde pueden producirse tal fatales encuentros.


Aparcamiento

- Observar si en las esquinas hay preservativos usados y sonrojarse pensando cómo llegó hasta ahí.

- Intentar sacar un carrito de la cadena sin usar la moneda, pese a saber que es imposible sacar uno de esa forma.

- Al ver a los clientes que ya han acabado, si llevan el carro muy lleno pensar que son ricos, y si lo llevan muy vacío, pensar que son ricos que sólo han venido a mirar a los pájaros que hacen nidos en el techo del centro comercial.

- Si ves a algun niño que lleva una bolsa cuyo contenido la moldea en forma de videojuego, intentar adivinar qué juego ha comprado.

- Echar una maldición a las columnas numeradas con el 7.

Hall principal, pre-zona de compras (antes de pasar los primeros detectores de metales)

- Comenzar una conversación sobre inquietudes sexuales con tu madre, en una maniobra de distracción para evitar que pierda el tiempo metiéndose en esas tiendas de perfumes, maquillaje y ropa que hay en la periferia del edificio. (Técnica especialmente útil en Carrefoures).

- Mirar de reojo la tienda de golosinas, asegurándote de que nadie se percata de que lo estás haciendo. Añorar tiempos infantiles.

- Ir a la oficina de información y decir: "Mi hermano pequeño se ha perdido, ahora es la empresa quien debe encargarse de criarlo hasta su adultez. Es alérgico a los lácteos, buena suerte".

- Ir a la oficina de información y decir: "Mi hermano adoptado biafreño se ha perdido. Responde al nombre de Uk'ajjj'chuti. Por favor, llámelo por megafonía".

- Mientras se observa el mostrador de los móviles, pensar: "Cada vez son más pequeños... Hay que ver cómo progresa el ser humano"

Zona Libros

- Acariciar las portadas con relieve y sonrojarse.

- Flipar con las portadas de los bestsellers e imaginarse una historia mejor a partir de ellas.

- Echar un vistazo en la sección infantil para ver si por casualidad hay manga, utilizando para ello a tu hermano pequeño "El niño quiere ir a ver los libros infantiles, ya le vigilo yo..."

- Ponerse triste al darse cuenta de que la moda post-Código da Vinci con los miles de libros sobre sectas, freakmasones, etc ya se ha pasado.

- En caso de comprar un libro, hacer balanza con cada mano para ver si pesa más uno u otro, y elegir en consecuencia el que más pese.

- Leer el final de los best sellers para luego hacerse el interesante en el círculo de amistades.

- En caso de haber libros precintados con plástico, rascar con el dedo la parte más tensa y rugosa del precinto.

Videojuegos

- Reirse como un burgués de la sección de PSP.

- Comprobar que es imposible encontrar un Castlevania para DS (muy de Carrefour esto).

- Asquearse del estado del TFT de muestra para juegos.

- Estudiar las situaciones en las que unos padres anticuados e ignorantes intentan comprender las decisiones de su hijo con la compra de juegos. Y adivinar sus pensamientos: "Joder qué caro es esto. Pero si sólo es una caja de cartón con dibujitos..."

- Preguntar al encargado por el Duke Nukem Forever, y su fecha de lanzamiento.

Películas

- Escandalizarse con el precio de las series.

- Mirar con detenimiento el deplorable estado de las esquinas de las ediciones de caja de cartón.

- Gritar "ARDE MI COSMOSSSSSSS!!!" cada vez que ves una caja de Caballeros del Zodíaco.

- Tocar la nariz de Denzel Washington al verlo en una portada.

- Mirar hacia otro lado al ver una película de animación infantil puesta en el TFT de muestra.

Ropa

(Aún no se ha descubierto ninguna técnica para distraerse en esta sección. Sólo se puede rezar para que tu madre acabe pronto de manosear las cosas que no se va a comprar o entrar en un estado de coma temporal)

Pescadería

- Mirar a los ojos de todos y cada uno de los pescados muertos de las bandejas de hielo.

- Ponerle nombre a uno de los crustáceos vivos de las peceras y desear que su día acabe bien.

- Sentir pánico al ver los cuchillos de l@s pescader@s.

- Mantener la respiración.

- Robar un ticket de la cola y hacer un álbum de colección en casa.

- Escribir mentalmente un guión sobre peces zombie que se levantan de su bandeja y se apoderan del centro comercial.

Frutería

- Intentar encontrar cada día una variedad nueva de fruta o fruto seco.

- Flipar con las calabazas que se parecen a las calabazas de los discos de Helloween. Cantar "Future World" haciendo los gallos.

- Robar un ticket y añadirlo más tarde al álbum de colección.

- Estripar las frutas redondas y pequeñitas.

- Hablar telepáticamente con las mondarinas.

- Entrar en otra dimensión al acariciar la corteza de un coco.

Carnicería

- Presionar con el dedo el plástico de los productos envasados en bandejitas.

- Mirar detenidamente las carnes de color sospechosamente oscuro.

- Sentir dentera cuando el carnicero usa la máquina de hacer lonchas.

Congelados, frescos, etc

- Acordarte de la leyenda urbana de la niña que se metía una salchicha por el... al ver las salchichas tamaño Jumbo. Con las pequeñitas también.

- Pronunciar con acento italiano los productos extranjeros, aunque no vengan de Italia.

- En verano olvidar los polos, mientras que en el resto de las estaciones te las vas a pasar desando que llegue el verano para comprárlos.

- En caso de comprar una bolsa de "flases", pasarse una hora buscando aquella en la que vengan más flases sabor frambuesa.

- Tararear con la sílaba "gueau" la Marsellesa cada vez que ves un paté.

Caja registradora

- Sentir orgullo por evitar la tentación de comprar esos snack estratégicamente colocados encima de la cinta de la caja.

- Preguntarse mentalmente si la cajera tiene estudios.

- Deslizar los dedos por la cinta.

- Sentirte poderoso al poner con disimulo la mano frente al detector láser que controla el movimiento de la cinta.

Aparcamiento (al salir de la compra)

- Un Millón de Puntos si no te toca llevar el carro de vuelta a su lugar.

- Despedirse moviendo los brazos de los clientes que acaban de llegar.

- Acordarse de AkaTsuko si has comprado un videojuego.

domingo, 12 de julio de 2009

El Agüelo se va de viaje 4


Los magos prosiguieron con su charla.

- Menos mal que te ha dado por dejarte caer por aquí Agüelo, que con tanto viaje y la cosa tuya con los blojs esos te olvidas de las viejas amistades. - comentó el mago de verde también conocido como Asdrubar.
- Seeeeeeeee, ni que lo digas Asdrubar - agregó el mago de púrpura también conocido como AnónimoConDniFalso -. Los magos jóvenes de hoy en día rápido nos dan de lado a los hechiceros paletos como nosotros, en cuanto le pillan el tranquillo a eso del Html mágico.
- ¡Eh, que yo llegué a octogenario sólo dos años más tarde que tú Anón! Además, el magicnet es un gran avance para la magia - se quejó nuestro querido Agüelo.
- ¡Bah! De ninguna manera cambio yo mi bola de cristal por un "mause" de esos por muchas bolas que tengan dentro - dijo el mago de azúl también conocido como ElPrimoHeteroDeDumbledore.
- Hetero, hay tiendas de Informágica que venden trackballs con bola de cristal.
- ¡Blasfemia!



Asdrubar bebió un largo trago de su pinta de hidrocacao (de orígen druídico-vikingo-africanotropical) durante la larga e incómoda pausa que siguió después. Cuando terminó su vaso dijo:
- Mi sobrino se pasa tod
- ¿El hijo de tu hermana la fea?
- No Hetero, la otra, la no-tan-fea... el caso es que mi sobrino se pasa el santo día delante de su nuevo MaGintosh, si lo sé no se lo regalo por su cumpleaños, y en su lugar le compro un pongo.
- Nunca has mencionado antes a una hermana no-tan-fea de ninguna clase... ¿Me has estado ocultando una hemana no-tan-fea?
- Tu báculo mágico hace años que está arrugado por la punta Hetero - puntualizó con frialdad Asdrubar.
- ¿Qué pongo le hubieras comprado en lugar del MaG? - quiso saber Agüelo.
- Una pongo bola del mundo por supuesto. Son la mar de útiles para quedar de puta mandrágora con los padres de los chavales. Les vas con aquello de "para que estudie y aprenda a localizar Narnia en el mapa" y quedas como un erudito ante la famila.
- ¿No dieron un golpe de estado en Narnia la coalición de Leonas Hembrinazis y se hicieron con el poder? - preguntó Anón, muy puesto en actualidad y geopolítica (y sin ser licenciado en historia. Sin ser licenciado en nada).
- Algo ví en las noticias de La Séptima, el canal mágico del humor apolítico - los demás magos carraspearon con sarcasmo ante esta coletilla -. Lo ví mientras esperaba a que empezara Sé Lo Qué Conjurásteis...
- Ése programa es pura ceniza de lo quemado que está, os lo digo en serio - dijo Hetero -. Ceniza requemada os digo.
- Las Leonas ya estaban aguantando demasiado con el rey león ese, haciendo migas con chavales venidos de dimensiones paralelas - informó Agüelo.
- Eran ellas o el Partido Imperialista de Seguidores de la Bruja Frígida - dijo Anón.
- Bruja Blanca - le corrigió Agüelo.
- ¡Además racista la muy frígida!
- Ceniza requemada. Ceniza fumada por un porreta y luego puesta en un horno pyrolítico marca Karlos Archimago.



- Como iba diciendo - quiso proseguir Asdru -, no sale de su torreón. No ha vuelto a tocar un grimorio por culpa del cliki-cliki del demonio con el maginet. No hace más que visitar pergawebs como Putaconjura.com, Brujistation, ElRojoLado, y últimamente anda muy enganchado a Druidete.com.
- Mal sitio ese último - opinó Hetero.
- Oh, esa pergaweb en la que hablan de megalítos nostálgicos, de menhires octochenteros, de sectas de danza olvidadas como "New Wizs On The Block", "Modern Spelling", y de hechiceros desconocidos como Robbie Myst - Agüelo estába muy versado en temas magineteros -. A mí me gusta, te encuentras cosas muy interesantes, como las runas exploitations.
- ¿Qué es eso? ¿Tiene algo que ver con hechizos para reventar cosas por los aires? - quiso saber Asdru.
- Más o menos - respondió Agüelo.
- Los símbolos pop arcanos no deberían de ser removidos de sus tumbas en el olvido. ¡Nada bueno puede salir de jugar con el pasado! - gritó Hetero, retrógrado hasta la médula.
- ¿Por ejemplo?
- No sé... A lo mejor se libera alguna antigua maldición sellada destroza-infancias.
- Mi sobrino insistió mucho en que leyera algo de ese sitio, y acabé muy cabreado tras leer un texto de un tal Magy Week. Qué mala sangre tiene ese tipo - confesó Asdru. En ese momento Asdrubar bebió otro sorbo de su pinta, pese a estar vacía. Le daba vergüenza levantar la voz para llamar la atención del camarero. Esperaría a que Hetero, más acostumbrado a dar berridos en lugar públicos, pidiera otra ronda.
- Aaaah sí. ¿Se metió con algo que te gusta, a que sí? jejeje - rióAgüelo, el cual ya había aprendido a no escocerse con los escritos contrarios a sus gustos tiempo ha -. El Pornosorcerer, que también escribe en esa web, otro que tal baila.
- ¡A mí Alexys de la Secta me gusta como director! ¡Y no está gordo, es su metabolismo!



- Los maginoobs de hoy en día...
- Los maginoobs de hoy en día...
- Los maginoobs de hoy en día (aunque el maginet está bien)...
- Ese Gandalf es un farsante - espetó de repente el mago de naranja, no tan conocido. Su locura transitoria, en cambio, sí que era conocida.
- ¿Y a este qué le pasa? - preguntó por lo bajini Agüelo a Hetero que no lo conocía. Como estaba muy callado no quería quedar mal preguntando. ¿Y si resultaba que era mudo y le saludaba? Quedaría mal.
- ¿Eh? ¿Al chalao este? ¡Ni caso! - voceó con una falta de mesura muy usual en él. Hetero no era la mejor persona para hablar discretamente. Era la clase de mago que para hacer desaparecer la Estatua de la Libertad pondría a los espectadores formando un círculo alrededor de la misma -. Desde lo de la guerra de Vietmordor está algo tocado del ala del sombrero.
- Pero por muy mal de la cabeza que esté, ello no es óbice ni ábaco para impedir que diga verdades como puños de troll - comentó Anón -. ¡La fama que tiene el Gandalf ese es inmerecida!
- ¿Cómo podéis pensar eso? ¡Todos los magos deberían seguir su ejemplo! - se quejó Hetero.
- Ni puta idea - dijo el mago loco.
- ¡Qué dices viejo bellota! - contraatacó Anón -. ¡Durante todo el asunto del anillo se pasó más de la mitad del tiempo de pendoneo y apenas contribuyó a la victoria de los héroes! Simplemente apareció en los momentos más oportunos con una gran puesta en escena espectacular. ¡Pero no movió un dedo, ni para hechizar a un simple goblin! ¡Fué un vago!
- ¡Pues con más razón deberíamos seguir su ejemplo!

- Ese Calavero me está mirando mal - dijo sumido en su locura el mago naranja.

Los magos siguieron con su charla.

- - -

Sí ya sé que este escrito es puro plagio del estilo de Terry Prattchett, pero ¡eh! Jesulink hace lo propio con otros estilos humorísticos y a él le admiran y le compran sus obras igualmente.

viernes, 3 de julio de 2009

El Cyber Shinobi




Las personas nacidas antes de 1980 tienden a sentirse superiores al resto de la humanidad. Echándole un vistazo a la juventud actual, licenciados en botellón y drogas guays, uno se lo piensa dos veces antes de criticar esa altanería y elitismo. Es mejor un pellizco en el escroto que una patada en los cojones. Más vale el ciento volando que el pájaro cagándose en tu mano.

Esa superioridad viene a cuento de sus numerosos ídolos de oro que irradian nostalgia y orgullo atemporal. Un ejemplo de ello es Golpe en la Pequeña China de John Carpenter. Ellos tenían esa película. Y como yo también quiero saborear esa superioridad, o al menos se intentará con el material del que se dispone. Yo tenía The Cyber Shinobi, el equivalente de la obra de Carpenter en la Sega Master System. Salió en 1990, pero güeno, redondeando a lo Carlos Sobera, podemos meterlo en la categoría de ochentero.

Si ves borrosa la sinópsis es que des de operarte de cataratas, así que mientras pides hora en el hospital lee esta sinópsis que he transcrito (fielmente):

¡Cyber Shinbi ha vuelto! ¡Y están robando plutonio de todas las plantas de energía atómica del mundo! Todas las naciones enviaron a sus mejores fuerzas para tratar de poner fín a esta desastrosa situación, pero ninguna lo logró. El único que puede enfrentarse al desafío es un bravo guerrero – Joe Musashi. ¡Coviértase en Joe Musashi y salve a nuestro hermoso planeta de la destrucción, y luego de paso venganse a tomar un bol de mate grosso!

Ya lo véis, el bravo guerrero Joe Musashi versus los ladrones de plutonio. Para hacer el juego más internacional y atractivo a ojos-no-muy-rasgados, y como la línea de occidente es más gruesa del Atlántico para la izquierda, se ve que decidieron bautizar al bravo héroe como “Joe”. No hay nada más molón en occidente que Joe. Lástima que el efecto grimoso que produce oir tal mezcolanza denominativa, sea el mismo que produce leer los siguientes: MacMártigan de la Mancha (EEUU+España), Mutombo Depardieu (Africa+Francia), Charlie Brown (Vietnam+Reino
Unido), Kimi Raikkokken ( Imbécil de Compañeros+Finlandia). Ni pa' tí, ni pa' mí: pa' lo cutre.

Joe salvando a indefensos oficinistas

Repasemos esta aventura, digna de cualquier Hardcore Gamer:

Round 1 (la contraportada dice que la cosa va por rounds): Las obras sin acabar

Al fondo, la oscuridad, con edificios negros, decadencia urbana, música ratonera, vándalos de verde a puño directo o con pipas que escupen lo mismo que las naves del Salamander. Como dije, es lo mismo que Golpe en la Pequeña China, solo que en videojuego. Mi cuadradote mando de Master System aún está recubierto por una fina capa de caspa (mi madre dice que es mierda, pero como soy yo el que se supone que debe limpiarlo, lo llamo como me da la gana).

CLICK PARA VER EN PANTALLA COMPLETA


Es importante recalcar el hecho de que las obras aun no están acabadas, pues conforme avanzas a lo largo de la fase cabe la posibilidad de que un trozo de la tarima se rompa y caigas en un pequeño agujero sin fondo. Muy útiles en el laborioso oficio de la construcción, pues en él los curritos tiran el papel albal de sus (cientos de) bocatas, escupen y orinan. Una muerte a la que no puede rebajarse un ninja como el bravo Joe.


El jefe final de esta fase, resulta ser el jefe de la obra, aliado con los malvados ladrones de plutonio, que para atacarnos utiliza su mejor arma: su excavadora amarilla. A unos 0.5 km por hora intentara embestir al bravo Musashi con la pala del trasto de seis ruedas. Joe, a base de ataques a la cabina del conductor, sólo podrá vencerle con su poderoso ataque ninja: sacar la katana de su funda y zarnadearla delante de sí mismo medio segundo, ataque que tiene un alcance de dos meñiques puestos de canto.

"¡Maniobra Paco que todavía no rozas! ¡Dale dale daleeee!"

Round 2: Puerto Banús

Joe Musashi no tiene que interceptar un cargamento de droja, no se va a comprar un yate que venda el príncipe de segunda mano, ni va a comprar cebo en la cebotienda. Entonces, ¿qué narices pinta un ninja en un puerto? Eso sólo le concierne al bravo Musasho.

¡Mira cuánto he crecido mamá!

En el puerto los malvados contratistas de la fase anterior han hecho de las suyas de nuevo y se han dejado los agujeros sin fondo abiertos.


Al final de la fase, a Joe le espera un batiscafo lanzamisiles. LA estrategia para la victoria consiste en confiar en que el submarino se acerce tanto, TANTO, que los orificios de salida de los misiles estén justo al lado del malecón portuario, para que Musashi utilice la técnica milenaria ancestral virtual socialdemocratofascista sectera con su katana sobre la ellos. Al acabar con el último orifico, el piloto del submarino se cabrea tanto que pulsa el botón de autodestrucción y al final se hunde pa' bajo.


Round 3: Al campo


A Joe le encanta dar más vueltas que a un intelectual el día del libro (los intelectuales también se merecían un dicho sobre dar vueltas) y por eso en vez de coger un barco, o de ir directamente a la fase final, se da una vuelta por un campo lleno de helicópteros que lanzan misiles de napalm del tamaño de chirizos muy gordos.

De cuando en cuando aparecen unos fans de Rocketeer (“roquetíer”) con traje espacial para darse ungarbeo por la pantalla, con sus motores a reacción en la espalada, apagados. Genial.

El mostro final consiste en darle en el morrico a uno de los helicópteros antes mencionados. La fase concluye con el helicóptero explotando.


Round 4: El ninja de la Selva


Y dios dijo, “campo, hazte selva”, y el campo se hizo selva. Y Joe Musashi dijo, “soy bravo y me meto en la selva”, y se metió con toda subravura y bravuconería que tanto caracterizan a los ninjas mestizos.

AkaTsuko jura no haber retocado esas rocas. Son así. En serio.

Para describir esta fase no hace falta más que poner estos gifs animados:

CLICK PARA VER EN PANTALLA COMPLETA

Boing, Boing, Boing

Cyber Pinchito
El jefe:


Round 5: ¡Sube pa' bajo niño!


Como de las selvas siempre cae cerca una catarata, un buen deporte de riesgo a practicar es lanzarse en picado sobre ella. Y Joe es tan macho, pero de un macho que es, que hasta la canción esa de “Berberechooo” de Rosendo le ofende.

Y al final de la catarata Joe se encuentra frente a ¿frente? A una especie de mesa-camilla de un Ikea cyberpunk.



Round 6: La Central Nuclear Del Peor y Más Maligno de los Males


Joe se ha ado cuenta de que va llegar tarde a ver su serie de ninjas favorita, Lechuza Roja,, así que ha decidido darse algo de aire y acabar de una vez por todas con los ladrones de plutonio.

En la central reside el batuburrillo típico de enemigos de todas las fases anteriores, ya sabéis, los trepas que han subido puestos a base de pelotear a os malos finales de cada fase, y así se meten en la fortaleza más importante por la patilla. Han ascendido a costa del duro trabajo de los obreros que se quedaron en el sitio que les correspondía, en fases anteriores. Murieron cumpliendo su deber de esbirros prescindibles, cada uno con su máster y título de dummysparrings.


Y el momento de la verdad se acerca:

UN CACHO CEREBRO EN CONSERVA


Créditos


Joe Musashi, que recordemos, es muy bravo, camina hacia el amanecer como hacen los héroes tras un trabajo bien hecho. Caminar hacia el amanecer, es el equivalente heroico a fumar un cigarro tras un polvo.


¡Bravo por Joe Musashi! ¡Bravo por él! ¡Qué musasho más bravo!