miércoles, 24 de febrero de 2010

Jerry, Chip y Chop, y otros roedores del montón

En el próximo Smash Bros se revelará el rostro de Master Hand: El Queen Hand.

"Mamma Mia... uuuuu-uuuh-uuuuu I don't wanna dieeeeee, sometimes wish my fans'd never been born at aaaaaaall"

]Pom-popopopopóm[

"El Queen" es una buena forma de referirse al cantante Freddy Mercury cuando no te acuerdes de su nombre. "El Queen aquel que cantaba baiiiisicol, baiiiiisicol". Además, con ello no se está diciendo ninguna mentira, Freddy se habría sentido muy identificado y orgulloso de tal mote.


]Pom-popopopopóm[

Una gran lección se aprende de, por lo menos, los primeros episodios de Las Macabras aventuras de Billy y Mandy. Aparentemente, Mandy, como es una borde, una cínica orgullosa de serlo, una antipática, una misántropa, debido a todo ello no tiene amigos de verdad. El único amigo que tiene es Billy, y este es subnormal. Repito, su único amigo lo es porque es subnormal.

Esto viene a cuento por la plaga del Síndrome de House. Comenzó con la aparición en televisión de la serie homónima. ¿Cuales son los síntomas? Al igual que en la serie, la persona que lo sufre manifiesta una personalidad odiosa, cínica, borde, y se enorgullece frente a los demás de ello. Lo critica todo y a todos. Pero ha de hacerlo en la jeta, si lo hace en un blog, donde nadie tiene por qué aguantar sus gilipolleces, no recibe el feedback que su alter-ed ego necesita. Pero claro, la plaga se ha extendido gracias a que en la serie se retrata el asunto de forma muy poco realista: House es endiosado por su carisma oscuro y antipático. No le despiden pese a tratar mal a sus pacientes. Su amigo el oncólogo está siempre hasta los huevos de él, pero sigue siendo su mejor amigo. Todas las doctoras se enamoran de él pese a que es un misógino retrógrado (el aspecto más realista de las serie ¿a que sí hermanas del salvaslip?).

Un tanto de lo mismo con Dexter. Es un criminal, no un puto héroe. A cavar zanjas, carachucho zanahorio. Y mil series más con sus protagonistas malotes. El mundo al revés.

Volviendo con Billy y Mandy, por lo menos en esta se retrata cómo es, oómo debería ser la vida real: Sólo un subnormal admiraría o querría la amistad de personas bordes y cínicas. El Síndrome es de doble filo, así que andáos con ojo (con los pies mejor, que igual con el ojo tropezáis mucho).


]Pom-popopopopóm[

Link, el niño biafreño de la saga de videojuegos Zelda (por cierto, qué cosa más triste, eres el prota que se lo curra todo juego tras juego, pero en el título de los mismos aparece únicamente el nombre de la princesa apresada que no hace ni el peo. Hasta Peach tuvo que currar e un juego propio para que apareciese su nombre en el título) no es mudo. Lo que ocurre es que no ha tenido nunca la oportunidad de decir nada interesante en ninguno de los juegos. Es lógico, con la cantidad de subnormalidades que sueltan el resto de los personajes, yo también me cosería los labios. Los únicos que se ríen con los guiones de los juegos Zelda son los propios personajes que se parten con sus propias gracias. Lo mismito que hace Jandro el del hormiguero. ¡Jajajajaja!


]Pom-popopopopóm[

Habrá Podcast absurdo (y por fín no plagiado, ¡deja de enviarme cartas bomba Montse!) en cuanto tenga la casa vacía, que da una vergüenza terrible hablarle al monitor. No sé cómo se las apañan los fans de 4chan. Será la costumbre por no tener a nadie con quién hablar.


]Pom-popopopopóm[

El título de esta entrada no tiene nada que ver con su contenido. Pero dá que pensar ¿eh?

viernes, 5 de febrero de 2010

Des-ganado y vacuno

No me apetece actualizar mucho últimamente.

Es probable que sea debido a la desgana. Esa desgana que nos lleva a los hombres a postular que hacer la cama es útil sólo el momento antes de irse a dormir en ella. Hacerla por la mañana recién levantado sólo sirve para aparentar, todavía no hay ningún estudio fidedigno por parte de Lo Monaco y llevado a cabo por el catedrático de camas Constantino Romero que demuestre que dejar el gurruño de sábanas intacto el resto del día tras levantarse sea perjudicial ara la comodidad del usuario. Tambien es una desgana propia de las personas que desayunamos cereales a puñaditos, cogidos directamente de la bolsa dentro de la caja (y mola más agarrar la caja de cartón, eso de sacar la bolsa y comer directamente sin la caja... no es lo mismo, la sensación de poder no es tan impresionante). Eso si, la desgana mía no ha llegado al nivel de pillar el tetrabrik de leche y chupar directamente del cartón. Eso se lo dejo a los tipos duros, como Wally (el del Monkey Island).

Pensar en entradas de odio y rencor, de crítica social. Ya no merece la pena. El sarcasmo y el cinismo por escrito ha llegado a un punto que se regurgita a sí mismo: la sociedad se parte con esos textos tan chulis ymordaces, y se los mandan en forma de tablón de red social online, evento, grupo. Da igual que esos textos se creasen en un principio para hacer sangre de las conductas sociales masivas que les caracterizan. Ahora el ejercicio en sí mismo es un acto digno de ser criticado, "hacer sangre del hacer sangre" y a mí no me apetece entrar en esa espiral regurgitante. Se han apropiado de ello. Pa ellos pa siempre.

Se me han acabado las ideas.

Lo pongo en negrita en un vano intento para hacerlo más épico (no puedo contratar a una coral que cante en latín ni a una orquesta sinfónica) ya que no puedo contar con una legión de lectores cabreados que se regodeen al oirme confesarlo. "Al fin has caido jajajajaj". Nadie me va a decir eso. Para escribir textos así, como los que menciono, me he dado cuenta de que hay que autoinsuflarse pensamientos negativos mucho rato, y para lo que reporta tal actividad... mejor me pongo a escribir poemas sobre estrellas que no puedo alcanzar. Total, ambas actividades ya no destacan sobre nada, pero la última no es como meterse en un agujero echarse palazos de tierra encima para enterrarse a uno mismo.

No voy a cerrar el blog, ni tampoco busco con esta entrada mensajes de ánimo y compasión. Esas cosas mejor os las reserváis para los de Haití. Esta entrada sólo tiene caracter divulgativo sobre la situación de su autor: sin planes de escribir crítica social en plan malvado.

¿Y los artículos de corte absurdo, de temática indefinida? ¿Y esas entradas sobre videojuegos raros que no tratan de buscar el análisis profesionata de periodista del videojuego, sino el destacar sus aspectos más chorras y llamativos y los pensamientos absurdos que derivan de su juego? ¿Y podcasts inverosímiles e inútiles?Para eso hay muchas ideas y planes. Pero no ganas.

Tambien me gustaría abrir entradas sobre golosinas, snacks, juguetes chorras de kioskos, chinos, bazares (inspirado por la labor de Melonian, de Meloncorp). Sobre revistas de prensa raras y ridículas (inspirado en la única sección del Hormiguero a la que puede atribuirse la expresión "algo decentilla pero casi poco"). Como véis yo me inspiro siempre en cosas ajenas, y suelo quedar a tomar té con pastas con Tarantino, con los productores de televisión de las cadenas privadas, y con millones de indios de la industria cinematográfica india. Pero para hacer esas cositas tan simpáticas necesito dinero. Si alguien necesita un empleado a tiempo parcial en la ciudad de Salamanca, que se ponga en contacto conmigo, no es coña. Echar currículums sólo me sirve para contaminar el medio ambiente y creo que la madre naturaleza me mira mal últimamente así que mejor no arriesgarse.

Voy a poner un cubo de donaciones paypal en la columna de la derecha. No he hecho nada que merezca recibir una donación monetaria. Es absurdo, y por eso lo voy a hacer. Igual hay algun samaritano que me invita a un menú ahorro del Burger King. A mí me hicieron muy feliz hace poco incluyendo el Nestea como bebida "seria" de máquina, nada de "en lata y a precio abusivo".

En los comentarios, unos favores os pido (y así os distraigo para que no caigais en latentación de poner mensajes de ánimo y pena tópico): contadme cómo se cocina bien el pescado o el puré de patatas en plan serio, cuál es el videojuego que más angustia os ha provocado (no miedo, nada de survival horrors, sino que me refiero a juegos de mal rollo, de diseño feo, siniestro, gótico-pero-sin-dar-risapena), relatad una anécdota en la que esté implicado algún animal peludo, o bien podéis calumniar a algún personaje televisivo. Ala, ya tenéis varias alternativas muy dignas.