domingo, 26 de diciembre de 2010

Hoygan: AUDIO RACOON

Para mí, escuchar un doblaje en castellano es como escuchar música. La historia del doblaje en España ha ido más allá de meter a cualquiera en una cabina de grabación y ponerlo a leer. El proceso de selección y adaptación ha evolucionado tanto que cada voz, cada interpretación es tan diferente y tan única y melodiosa que hay oraciones, monólogos, conversaciones que place escuchar una y otra vez, como una pegadiza cancion de rock.

Pero claro, a medida que el asunto se vuelve complejo, ello acarrea ciertas responsabilidades y sucesos: Aparecen los snob-obo-s anti-doblaje, aparecen los conformistas que defienden todo el doblaje, la gente se hace fanática de ciertas voces, el espectador se vuelve más crítico y comienza a señalar con el dedo fallos del sistema de doblaje (que dista todavía de ser perfecto. ¡Claro, como en todos los oficios!)... Comienzan a surgir rumores, habladurás, dimes y diretes sobre enchufismo, elitismo, victimismo, mismimismos entre los propios actores/actrices. Muchos se quejan, otros se lo toman bien, algunos sacan las uñas (¡las fauces, mejor dicho!) y se ponen territoriales, y, los que menos, no quieren saber nada de fans ni de detractores, quieren llegar, hablar, cobrar y marchar.

Un pequeño caos inevitable.

Pero entre tanto debate enmarañado se hace la luz y aparecen individuos que quieren aportar todo lo posible con sus talentos orales. Más allá del deber y la responsabilidad del oficio, surge Audio Racoon:

http://www.audioracoon.com/

Audio Racoon es un portal donde se pueden encontrar audiorelatos de muchos tipos. Es una plataforma que pretende estimular la creatividad de los usuarios hacia el formato, digámoslo, radiofónico. Desde pequeños monólogos graciosos, pasando por cuentos de terror o infantiles, hasta locuras novelescas en las que voces familiares interpretan guiones exageradísimos: Jaime Roca, Jorge Saudinos, Regino Ramos, Pepe Carabias, entre otros deciden aportar entretenimiento único y desinteresado. Y esto es MÚ BONITO.

La web ha evolucionado con el paso del tiempo y ahora quiere ofrecer la oportunidad a cualquiera para que se pronuncie y aporte con lo que bien pueda. Y aquí es dónde entra la trampa: Sí, yo voy a participar con cosas mías relacionadas con mi blog (o no) y seguramente avieso lector, piensas que estoy promocionando la web sólo porque voy a salir en ella. ¡Qué perspicaz! Ni Sherlock Holmes puesto de opio y rapé hasta el cogote lo habría hecho mejor.

¿Pero qué tal si, querido lector, enfocas esa inteligencia preclara tuya hacia actividades más productivas como por ejemplo dar una oportunidad a los geniales audios que la web tiene que ofrecer?

Mejor que paséis de lo que yo tenga que ofrecer ahí, porque mis audios amateur me dan mucha vergüenza. Pero de verdad, no os perdáis los magníficos cortes de audio de otros usuarios. Buscad "Rokko y Mokko" para partiros de risa con Jaime Roca y su risa contagiosa. Flipad con los monólogos de "los dos Migueles" (Miguel Martín y Miguel Ángel Perez) que no tienen desperdicio. Y si os da un arrebato de humildad y le dáis una escucha a los que subimos los individuos desconocidos como yo, pues mira, puntos de karma positivos que ganáis.

"Una palabra vale más que mil imágenes" afirma el eslogan de Audio Racoon. Espero que este spam les valga más que un par de visitas y os animéis a subir algún arrebato creativo.

PD: Anécdota: Yo estaba trabajando en una cosita antes de ponerme a subir seriamente cosas a Audio Racoon. A través de Facebook (estoy por ahí, buscadme por "AkaTsuko" si os place) topé con el perfil de Locuato Audiorelato (que era como se llamaba antes Audio Racoon) y poco a poco fui descubriendo el rollo de los audiorelatos creativos. El caso es que gracias a que me dió por comentar las cositas que iba poniendo Jaime Roca (el "jefazo" de todo el proyecto), él decidió echar un vistazo en mi blog (¡Networking success!) y mira tú por dónde que me manda un mensaje donde me anima a subir cosas de las que hay en mi blog pero en formato podcast.

Ergo, a Jaime Roca, la voz de Don Patch, del narrador histriónico de Bobobo, de un negro con gafas en Digimon 3, de secundarios en Simon the Sorcerer 2 (el Colega Mayor del barco pirata XD) le gusta un poquito lo que escribo en el blog. Mi ego alcanza el nirvana.

Bueno, dejando a un lado la terapia, ya sabéis, escuchen y disfruten y no se pierdan cosas como esta:



TREMENDO.

Página de FB Locuato Audiorelato
Página Oficial de Audio Racoon

lunes, 20 de diciembre de 2010

Cápsula del tiempo



Este mensaje va dirigido hacia los historiadores, generaciones futuras de allende los siglos, las razas alienígenas que descubran este documento para su estudio y recogida de datos sobre la historia de la humanidad.

Ahí tenéis una prueba de cómo se lucha por los derechos en el siglo XXI: Con un anorak y escondidos tras una careta cosplay, repitiendo frases tipo de las que te pones en el messenger, creyéndote más guay que nadie y pasando tu tiempo libre siendo ofensivo en el forum, compartiendo el mismo meme/chiste unineuronal repetido un millar de veces, imitando el mismo patrón mientras gritas al unísono a favor del individualismo utilizando un vocabulario reducido de anglicismos con pretensiones de impresionar.

Así se lucha en el siglo XXI, así.

PD: He inhabilitado los comentarios de anonimos por ahora. Chincha rabiña que tengo una piña, con muchos piñones, y tú no los tienes.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Dime quién eres y te diré con quién andas

O el amiguismo como mecanismo de autodefensa.

Descubierto el temita de los convencionalismos, las generalidades y las falsas ideas preconcebidas durante la época bachiller (lo enseñan demasiado tarde me temo), uno debe ir unos cuantos pasos más allá. Apelar a la razón para empinar el hocico y poner a caer del papamóvil al pontífice, y sentirnos guay, vale, pero... ¿Para qué debatir sobre algo que está a kilómetros cuando a apenas unos metros pueden aplicarse con facilidad la breve objetividad aprendida con orgullo en las clases de filosfía/ética?

En el campo de las ciencias de la salud hasta cosas como el miedo o el vómito tienen su lado útil. Reacciones de autodefensa. El miedo pone en alerta y prepara al sujeto para que afronte lo que sea que le vaya a suceder. El vómito expulsa materia dañina para el sistema interno del cuerpo. Y en psicología han ido unos pasos más allá y han hablado de mujeres maltratadas que se sienten protegidas por el macho alfa violento.

Yo aplico estas dos conceptos a cosas como la amistad y el debate racional.

¿Se crean amistades con las personas afines que dan la razón (rápida y) alegremente? ¿Amigos como base de los cimientos de un airbag de porexpán que proteje al ego de las decepciones y los errores de las ideas preconcebidas? ¿Los filosofos y las mentes pensantes, esas figuras de admiración que han trascendido en el tiempo, convencen, o conducen sobre suelo ya asfaltado casi desde un principio? ¿Viajaron los genios hacia regiones lejos de sus lugares de origen para huir de problemas invitables, o para acercarse a los lugares donde el ambiente era más abierto (o predispuesto) a aceptar sus teorías?

"Ese piensa como yo y apenas me discute las cosas. Voy a ser su amigo". Esto no se produce intencionadamente. El instinto hace que las aves migren a climas cómodos en lugar de quedarse a resistir en uno más o menos duro. "Este videojuego me da a escoger tres niveles de dificultad: Fácil, normal, difícil. Voy a probar en fácil primero" Luego de pasárse el juego, el individuo obtiene la impresión de que le ha durado poco, ¿es más probable que se ponga a jugar de nuevo en el nivel más difícil o que vaya corriendo al forum a dejar constancia de su decepción?

Desde siempre, he tenido una fijación especial por los corrillos. Los grupetes de personas que reunidas en el recreo, en las salas de descanso de la residencia (o en las mesas a la hora de comer), en los pasillos de las unis, en las discotecas/bares/pubs/parques de botellón... Pero apelar a la inmadurez de las generaciones que nos van por delante sé que es algo muy relamido. Eso ya está hablado. Lo interesante es encontrar fijarse en donde se presupone cierto nivel de madurez y desarrollo intelectual.

A veces pienso en los micro-convencionalismos, el pensamiento racional sesgado a pequeña escala, sin caer en etiquetas o movimientos. Escoge dos grupos de personas, amistosas entre sí, que tienen encuentros de forma recurrente. Pueden ser chavales de clase media-alta acabando su ingenieria o su filosofía, o unos compañeros de editorial que celebran sus bodas de plata con sus mujeres.

En un claustro de profesores o maestros, en los pasillos de la Real Academia, en la cafetería del Pentágono, un club secreto de intelectos en Harvard o en una academia privada de la Europa renacentista. ¡El maestro influyente y su séquito de discípulos! Hay grupos de interés en todas partes, la división en departamentos o en corrientes de pensamiento se produce hasta en las más altas esferas.

Los debates en esos grupos establecidos... apenas tienen desarrollo. La situación más probable es la repetición del "cierto, cierto, eso que comentas" debido a la complicidad pre-establecida. Me pregunto si las corrientes teóricas crecen por afinidad o por logros de superación verdaderos.

Os invito a evaluar a vuestras amistades. Desconfiad de vuestros conocidos o familiares. ¿Podéis fiaros de su aprobación o de sus elogios? Quizá ya no dependa de evitar herir sentimientos, o de buscar beneficio a posteriori. Quizá tu amigo te da la razón por pura costumbre, en respuesta automática y gris, no se le pasa por la cabeza que estés equivocado o que estés acertado. Mecanismos de autodefensa que no controlamos a nivel consciente.

Pienso que el reto está en impresionar y en hacer mella en quienes a primera vista están en contra tuya, o que te caen mal. Es muy cómodo brindar con tu compañero de trabajo y cagarse en esos que no saben de lo que hablan cuando hablan de tí o de lo que haces. Pero ¿dónde está la satisfacción en eso? ¿Qué gracia tiene dar una conferencia sobre un postulado en un lugar donde estudian eso mismo por defecto? Luchar donde no se presenta batalla no tiene absolutamente nada de gracia. Cuidar las viejas amistades está bien, pero el desarrollo y la superación se estancan en la costumbre. La empatía y el compañerismo no son ayudan a superar obstáculos, son protésicos mentales.

Tu amiwito te da la razón. Pero no te la ganas.

jueves, 9 de diciembre de 2010

Caradorito y Autista





No importa el momento, no importa el lugar: Cualquier oración que incluya la palabra "birra" es absoluta e incondicionalmente subnormal. La emita quien la emita.