sábado, 22 de junio de 2013

"La escuela cuadriculada de la creatividad muerta" y otras grandes citas de Cultureta Watch

EL BLOG DE AKATSUKO HA VUELTO PARA NO VOLVER.

Quiero decir, que esta actualización no servirá como precedente a una resurrección de este abandonado blog. Esta entrada es una excepción que ha surgido de un descubrimiento en forma de texto que me ha inspirado tanto como para publicarlo en su versión original en mi blog. Dejo de lado la vanidad propia de los bloggers y cedo mi espacio a un texto ajeno que merece ser leído.

Leído, analizado y >reinterpretado<. Pues tras empaparos de la riqueza emocial de este texto auto-hagio-biográfico que os copio y pego sin modificar me gustaría que se diera una oportunidad a mi ejercicio de Criptozoología (desde que cerré el blog he estado estudiando en la universidad de Tokio la Chitandai, cursando un Master & Commander en Reinterpretación de Escritos según el zeitgeist Kumetiano). Tras el primer texto se encuentra el mismo pero transcrito mediante las más avanzadas técnicas. Pero no os preocupéis, el resultado no requiere mucho esfuerzo, es de lo más claro, es más, se podría describir como esclarecedor.


Disfrutadlo, si es con una canción de Enigma o de Enya en youtube de fondo, mejor.

-------------------------------------

UNA PERSONA ESPECIAL


Tengo 17 años y mi padre es licenciado historia del arte e historia. El caso es que yo estudiaba en casa ,no pise un colegio hasta los 10 años. En casa con mi padre estudiaba durante 3 horas al día y dedicaba 1 mas a repasar y hacer ejercicios, el resto del tiempo jugaba,leía,bailaba,tocaba el piano con mi padre tocando el violín,dibujaba e incluso escribía cuentos y poemas para mi padre a muy temprana edad que leíamos juntos por la noche, hacía mil y una cosas,esto se debía a que mi padre trabajaba a distancia escribiendo textos y ejercicios para universidades y el resto del tiempo le gustaba estar conmigo. Pero mi idilio termino cuando a los 1o años mi padre consideró que para poder desarrollar una actitud social normal debía interactuar más con niños de mi edad, así que me mudé a casa de mi tia (mi madre murió al darme a luz)que me llevo al colegio dónde pasé los peores años de mi vida.Para empezar las clases eran un suplicio, no entendía los libros en absoluto me resultaban totalmente incomprensibles y la verdad es que los profesores no se explicaban mucho mejor y las clases se me hacían interminables (y estúpidas)eran un auténtico suplicio no entendía el sistema de repetir tantas veces la misma cosa y ponerla en practica al llegar a casa,y no hablemos de mis compañeros el primer día acudí con gran ilusión (puramente fundamente en una mezcla de curiosidad y emoción) y cuando llegué allí me encontré a un atajo de críos de mentalidad atrasada con la creatividad de un pepino en salmuera y la originalidad de una patata, no me entendían al hablar "palabras raras" lo llamaban al principio les resulté muy interesante por haber cursado una educación distinta y a pesar de que nunca me porté mal con ninguno(era una niña que no conocía la mala fe, me había criado con un padre que en mi vida me había gritado ni levantado la mano ya que sabía las formas correctas de educarme)empezaron a tratarme con desprecio o a ignorarme, siempre he sido una chica de buen ver ,era muy mona de pequeña y ahora mi físico me contenta bastante pero ellos decidieron que yo era horrenda por el hecho de ser distinta y por primera vez en mi vida me sentí sola,muy sola. En todas las asignaturas tenia problemas, en Castellano e enseñaban reglas ortográficas a base de tablas y dictados y no leyendo libros como había hecho hasta entonces, me enseñaban literatura a base de leer datos de autores y descripciones de sus obras y no leyendo sus obras y cuando pregunté "¿Y en vez de estudiar el libro ¿Porqué no lo leemos?" a lo que me respondieron "No tenéis capacidad de entenderlo" Sin embargo y había leído,entendido y comentado largamente con mi padre algunos de ellos, y siempre era lo mismo "¿Porqué me enseñas las partes de una narración ,pero no me enseñas a escribir una narración ?¿Porqué me enseñas métrica pero no me haces escribirte un poema utilizándola?". A pesar de que yo ya hablaba inglés en clases me desconcertaba, ya que no oía hablar inglés sólo explicaban como se hablaba el inglés. En música recuerdo que me enseñaban el valor de las notas y las posiciones de la flauta y cuando pregunte "¿Cuándo vamos a aprender a hacer música" "A hacer música?" "Sí, a escribir partituras y escuchar música" la profesora se rió y me respondió "No estáis capacitados para hacer algo tan difícil como escribir una partitura" pero yo había escrito muchas composiciones ya , infantiles y nada virtuosas ,pero entretenidas y algunas muy graciosas con letras que aún nos hacen desternillarnos a mi padre y a mi cuando las releemos y yo ya conocía a casi todos los compositores y músicos de la historia y sabía identificar sus piezas más célebres, el valor de las notas lo interpretaba con movimiento y danza.En religión yo estaba acostumbrada sin saberlo a cuestionar a los grandes ,Descartes ,Platón,Sócrates, Nietsche,Kant y muchos mas, mi padre había fusionado religión con filosofía y me había explicado no sólo la historia del cristianismo sino de todas las religiones , y hablábamos de todos los temas que conllevaban una mínima profundidad y me planteaba conflictos éticos y morales en los que debía discurrir por que estaban bien o mal,que haría yo, que consecuencias tendría ,etc...Es más mi padre se había dedicado a informarme, mostrarme y enseñarme sin manifestar su pensaiento y yo fui la que llegó a la conclusión de que Dios no existe,En vez de decirme "Robar y matar esta mal, pegar a los demás esta mal,no se tira basura al suelo,Dios es bueno y misericordioso BLABLABLA" En dibujo fue donde más despagada me quedé mi padre es un apasionado del arte tanto el antiguo como el contemporáneo, así que yo conocía todas las formas y técnicas posibles para manifestar el arte visual ,sabía dibujar ,pintar y esculpir, conocía a los artistas más grandes de la historia y los del momento ,había visitado montones de museos y edificios emblemáticas y el arte me resultaba total y absolutamente maravilloso y cuando me dijeron  "Pintad esta ballena con ceras" Yo cogí y dibujé un jardín en la ballena y ademas bastante bonito, al lado de la ballena dibujé una ballena bebé que tenía rota una aleta y la llevaba vendada y por dentro la coloree con una cera haciéndola más oscura y más clara por zonas pero al mostrárselo orgullosa al maestro me dijo "Las ballenas no son de colores ni llevan vendas,coloreala en tonos grises y azules" Ahí mi mente explosionó por completo "¿Que no existen? ¿Y que mas da si no existen?" No lo entendía,no podía ,no era capaz de entender ese razonamiento y con mis posteriores trabajos ocurrió más de lo mismo "Las olas ni bailan ni cantan" "Los árboles no llevan traje" " Los pájaros no pueden hacer túneles subterráneos" Y yo no entendía nada en ninguna asignatura y mucho menos lograba adaptarme. Llegué a duras penas a 2º de eso y yo llevaba 3 años escolarizada e iba a por el cuarto con muchos problemas y muy pocas ganas de estudiar ,me había vuelto callada ,asocial y reservada ,me tragaba mis opiniones por que sabía que SIEMPRE eran contrarias a las de mis compañeros y eso me solía crear conflictos. Un día todos mis profesores decidieron que era aconsejable que yo visitase el psicólogo del centro. Que resultó ser un patán absoluto que no me entendía para nada  ,y yo que ya contaba con un montón de libros de psicología leídos(como de casi todos los campos existentes)comprendí de inmediato que aquel señor no sabía lo que hacia. La depresión llego ese mismo año y por ende mi tía que ya no sabia que hacer decidió devolverme un tiempo a mi padre,cosa que agradeceré eternamente. Mi padre me recibió con los brazos abiertos, esos meses recobré is antiguas costumbres, jugábamos ,pintábamos,leíamos ,escuchábamos música, escribíamos, dialogábamos sobre filosofía y política sobre ética y moral y nos pasábamos horas y horas debatiendo mientras consultábamos libros y referencias (por que así es como se aprende señores)y hacíamos turismo,en esos días recobré las ganas. Hablé con mi padre y le expliqué la situación en el colegio y al día siguiente vino a casa un  gran amigo suyo que era psicoanalista y catedrático de una universidad en la que colaboraba mi padre a parte había dado clase a niños de mi edad (13 años por ese entonces). Aquel hombre se quedó con nosotros una semana y participó activamente en todas las actividades que hacíamos mi padre y yo. Al final de la semana la noche antes de marcharse me enviaron antes a la cama,y como no tenia sueño les oia susurrar,sabia que no estaba bien pero mi curiosidad es algo latente en mi y nunca se sacia,así que me levanté y me puse en la ventana del salón que estaba pegada a la ventana del despacho de mi padre y desde donde escuchaba la conversación perfectamente. Basicamente aquel hombre estaba maravillado conmigo, mi capacidad de comprensión sobre cualquier tema ,mi vocabulario y expresión, con mis dibujos y pinturas, con mi música , él dijo que en su vida había visto un prodigio mayor que yo , que mi inteligencia superior era más que obvia y que mis capacidades en todo era más que excelentes ,me describía asombrosa y le recomendó encarecidamente a mi padre que me hiciese una prueba para corroborar esto y acceder a la educación que me merecía lejos de la masa mediocre y mi padre estuvo de acuerdo en que yo era alguien brillante.
¿Sabes cual fue el resultado de las pruebas? Adivina, no soy superdotada,ni mucho menos , mi CI es de 106.
Me devolvieron a la escuela normal ,repetí en 3º de eso y termine la ESO con malas notas y ahora mismo estudio del bachiller de Humanistico donde la verdad, mis notas son más que reconfortantes y han aumentado increíblemente,me he vuelto a mudar con mi padre y aunque tardo casi una hora y tres cuartos en llegar a clases por que nuestra casa está muy alejada me vale la pena, tengo pensado licenciarme en Magisterio y Psicología.





Yo no era más inteligente ,pero había recibido una correcta educación a todos los niveles y hoy me considero una persona con una cultura acuciante y una capacidad de opinar por mi misma y manifestar esta opinión de la que muchos carecen, me he educado en la tolerancia a otras culturas y el respeto a otros pensamientos e ideologías,en tener siempre la mente abierta y ser capaz de mantener discusiones con otras personas sin necesidad de despreciar sus argumentos ni desechar los míos, y hasta ahora para manifestar mi opinión nunca me ha hecho falta herir o insultar a nadie. Y con todo esto quiero decir que creo que estamos tirando muchas cosas a la basura, estamos tirando a la basura el arte,la ciencia ...Estamos tirando cerebros a la basura como si nos sobrasen, y no es así. Me estoy preparando para pelear por la educación en un futuro y camiar las cosas , me crea una gran impotencia ver todas esas mentes desperdiciadas vivir en la ignorancia. Gente leed, hablad, haced cosas ,desarrollad vuestras cualidades y capacidades, no dejéis que se hundan es la mediocridad.
(Vaya tocho ,lo siento, si has llegado hasta aquí muchas gracias jajaj,por cierto se me ha escoñado el teclado,siento la falta de letras y el montón de faltas ortográficas)


 
-------------------------------------------

Aquí AkaTsuko de nuevo. A través de este enlace encontraréis más información sobre la autora del texto:
http://haplo.es/index.php/articulos/72-la-escuela-cuadriculada-de-la-creatividad-muerta

A continuación, lo prometido. El texto destilado, con la lextura subyacente elevada a la superficie de la profunda levedad del ser textual.

----------------------------------------

UNA PERSONA ESPECIAL: YO, 
tú NO. 
YO

[según AkaTsuko, Criptozoólogo Magna Cis-Laude]

Tengo 17 años y mi padre es licenciado en historia del arte e historia detrás. El caso es que yo estudiaba en casa, no pisé un colegio hasta los 10 años, cuando al hacer un mal derrape me caí de la silla de ruedas. En casa con mi padre estudiaba durante 3 horas al día (todos los 29 de febrero, sin saltarme ni uno) y dedicaba 1 más a repasar las vocales a lápiz hasta que las huellas dactilares chorreaban sangre debido a un trastorno obsesivo compulsivo. El resto del tiempo jugaba, leía, bailaba, tocaba el piano con mi padre tocando el violín (nuestra palabra secreta para señalar una parte de mi cuerpo jijiji decía a todo el mundo “mi padre toca el violín muy bien”), dibujaba el entrecejo en la cara de los señores que salen en los libros de historia de mi padre, incluso escribía cuentos y poemas para mi padre a muy temprana edad que leíamos juntos por la noche, juntos en la cama, hacía mil y una cosas, juntos, mi padre y yo, por la noche, en la cama, esto se debía a que mi padre trabajaba a distancia de mi madre, escribiendo textos y ejercicios para universidades para chicos con síndrome de Down y el resto del tiempo le gustaba estar conmigo. En la cama. Tenía un idilio, pero terminó cuando por accidente dejamos su jaula demasiado tiempo al sol en el balcón. 

A los 10 años mi padre consideró que para poder desarrollar una actitud social normal debía mantener en secreto nuestros juegos especiales, sin interactuar con niños de mi edad más de lo necesario, así que me mudé a casa de mi tía (mi madre murió al dar a luz. El montaje eléctrico de nuestra casa era una chapuza y sufrió una electrocución mortal) que me llevo al colegio dónde pasé los peores años de mi vida. Para empezar las clases eran un suplicio, no entendía los libros en absoluto, me resultaban totalmente incomprensibles y la verdad es que los profesores no se explicaban mucho mejor. Las clases se me hacían interminables (y estúpidas) eran un auténtico suplicio, un supliciante supliciamente suplicio. No entendía el sistema de alfabeto cirílico. Cuando por fin nos dimos cuenta de que me habían inscrito por error en una academia para inmigrantes de Europa del Este, unos 2 años después, me trasladaron a un colegio normal. 

El primer día acudí con gran ilusión (me habían prometido comprarme una Barbie si dejaba de llorar antes de entrar cada mañana. Todavía no me he ganado la muñeca, pero creo que el día de Selectividad ya sí que la conseguiré) y cuando llegué allí me encontré a un atajo de críos de mentalidad atrasada con la creatividad de un pepino en salmuera y la originalidad de una patata. Creo que es buen momento para aclarar que los libros de historia de mi padre, trataban de la historia de la horticultura en Andalucía y en casa sólo tuve acceso a ese tipo de libros. Se me olvidó mencionarlo al principio. En fin, no me entendían al hablar, "palabras raras" lo llamaban al principio… Menudos borregos ignorantes, anda que no saber lo que significa “ENDUT! HOCH HECH!”… si está clarísimo. 


Les resulté muy interesante por mearme encima cada vez que no sabía una respuesta. A pesar de que nunca me porté mal con los chicos dentro de los cuartos de baño (era una niña que no conocía la mala fe, me había criado con un padre que en mi vida me había gritado, ni levantado la mano una vez que la había metido debajo de mi falda) las chicas gordas y feas empezaron a tratarme con desprecio o a ignorarme, siempre he sido una chica de buen ver, era muy mona de pequeña, y de mayor ya no soy mona, soy gorila de lo buena que estoy, y ahora mi físico me pone bastante contenta hasta a mí pero ellas decidieron que yo era horrenda por el hecho de llevar el escote más profundo que las poesías de Gloria Fuertes y por primera vez en mi vida me sentí sola, muy sola. 

En todas las asignaturas tenía problemas, en Castellano me enseñaban reglas ortojráficas a base de tavlas y diztados y no con los cuadernos Micho con dibujos de gatitos como había hecho hasta entonces, me enseñaban literatura a base de leer datos de señores muertos y descripciones de obras que nunca he visto en la estanteria de best sellers del Carrefour y cuando pregunté "¿Y en vez de estudiar el libro, por qué no miramos la Wikipedia cuando nos haga falta?" a lo que me respondieron "No tenéis capacidad de conectaros por wifi cuando os dé la gana en este país de infraestructura telefónica de mierda que es España". Sin embargo ya había buscado, encontrado y guardado en Favoritos todas las páginas webs con las respuestas y los trabajos ya hechos, y siempre era lo mismo "¿Por qué hacemos todo esto si ya está todo hecho?". Como podéis comprobar a través de la estructura de esta última pregunta, soy toda una poeta digna del Nobel de poesía. "Hacemos todo esto - está todo hecho". Una capicúa sublime.




A pesar de que yo ya hablaba como Chiquito de la Calzada en clases, me desconcertaba, ya que no oía hablar como Chiquito, sólo explicaban que era algo pasado de moda. En música recuerdo que me aburría muchísimo mientras enseñaban las posiciones de la flauta. Yo ya las conocía perfectamente, gracias a mi padre, y claro, al tener unos conocimientos que resultaban incomprensibles para el resto, me aburría en clase, me distraía y sacaba malas notas, no por problemas de falta de atención, sino porque obviamente el nivel era inferior al mío y los profesores con su diarrea verbal no eran dignos de mi atención. 

Y cuando, dando rienda suelta a mis superiores capacidades de iniciativa  pregunté "¿Cuándo vamos a aprender a tocar el piano con los ojos vendados?" "¿A tocar música con los ojos vendados?" "Sí, a escribir operas y a tocar delante del emperador de Alemania, ese tal Merkel" la profesora se rió hasta que le salió el café del segundo recreo por la nariz y me respondió "No estáis capacitados para hacer algo tan difícil como eso" pero yo había visto que un niño más pequeño lo hacía en ese documental, Amadeus. Yo había escrito muchas composiciones ya , infantiles y nada virtuosas (nada simulación de realidad virtuas, estaban en escritas en papel de verdad) ,pero entretenidas y algunas muy graciosas con letras que aún nos hacen desternillarnos a mi padre y a mi cuando las releemos juntos:

Lalalá 

agachaté, y vuélvete a agachar
que tu querido papaíto te va a acariciar

Lalalá

El valor de las notas lo interpretaba con movimiento y danza, lo hacía con una habilidad tal, que lo conseguía hasta sin ropa y untada de aceite, cosa que provocaba tal asombro en mi padre que siempre grababa con una cámara de vídeo. En religión yo estaba acostumbrada sin saberlo a adorar a los grandes: Charles Manson , Jimenez Losantos, el Tito Josip, Coto Matamoros, el trágico genio incomprendido de mente preclara gurú absoluto y número uno de los social media Haplo Schaffer, y otros clásicos como Los Teletubbies. 

Mi padre había fusionado religión con educación parental y me había explicado no sólo la historia de los tomates cherry sino las relaciones de los padres e hijas de todas las culturas sobre todo la Islámica, y hablábamos de todos los temas que conllevaban un respeto y obediencia absolutos y me planteaba conflictos éticos y morales en los que debía discurrir como por ejemplo por qué estaba bien todo lo que él me hacía, qué debía hacer yo, que consecuencias tendría si no estaba guapa siempre, etc...Es más mi padre se había dedicado a encerrarme en el sótano si hacía preguntas estúpidas que cuestionaran mínimamente su autoridad y yo fui la que llegó a la conclusión de que mi padre es Dios, en vez de decirme "Robar y matar está mal, pegar a los demás está mal, no se tira basura al suelo, Dios es bueno y misericordioso BLABLABLA", con seguir una simple regla, todo lo que diga Papi es correcto, bastaba. 

I'm tooo pepsi for my shert

En dibujo fue donde más despagada me quedé. Mi padre es un apasionado del arte tanto el antiguo Playboy como el contemporáneo Interviú, hasta de la vanguardia audiovisual de webs tales como Motherless.com, así que yo conocía todas las formas y técnicas posibles para manifestar el arte visual, sabía dibujar, pintar y esculpir, conocía a las más grandes actrices de la historia y las del momento, había visitado montones de trackers XXX privados emblemáticos y el arte me resultaba total y absolutamente maravilloso y cuando me dijeron  "Pintad esta ballena con ceras" Yo cogí y dibujé a la ballena metiéndose una vela por cada agujerito, al lado de la ballena dibujé una a ballenos que miraban mientras se acariciaban con la aleta, pero al mostrárselo orgullosa al maestro me dijo "Las ballenas no… hacen esas cosas y tú no deberías conocerlas". Ahí mi mente explosionó por completo. 

No lo entendía, no podía, no era capaz de entender ese razonamiento y con mis posteriores trabajos ocurrió más de lo mismo "Las bolas ni bailan ni cantan" "Los papás no hacen eso con las hijas" "En Amadeus es todo inventado, no es una cámara grabando de verdad el siglo XVIII, no existían en esos tiempos" Y yo no entendía nada en ninguna asignatura y mucho menos lograba adaptarme. Llegué a duras penas a 2º de eso y yo llevaba 3 años medicada gracias a unas pastillas especiales que me daba Papi e iba a por el cuarto año con muchos problemas y muy pocas ganas de estudiar. Me había vuelto callada ,asocial y reservada, llevaba camisetas negras de grupos punk vascos ,me tragaba mis opiniones por que sabía que SIEMPRE eran contrarias a las de mis compañeros y eso me solía crear conflictos, aunque yo los resolvía rápido al darme cuenta enseguida de que sus opiniones eran de borrego y yo era SIEMPRE la que estaba en lo correcto, pues su pensamiento propio de falacia ad popó-lum les invalidaba enseguida. Si es diferente a la masa, es que soy especial, ergo, correcta, ergo, superior. Mi ergolatría es mi virtud.

Un día todos mis profesores decidieron que era aconsejable que yo visitase el psicólogo del centro. Que resultó ser un patán  y un frígido absoluto que no me entendía para nada, y yo que ya contaba con un montón de libros de psicología de las legumbres leídos (como de casi todos los campos existentes, os recuerdo que mi padre de campos y verduras es un erudito horticultor reconocido en varias comisarías) comprendí de inmediato que aquel señor no sabía lo que hacía. Por mucho que rellenara el escote él no respondía como mi padre. Estaba así de mal psicológicamente. Qué irónico, ¿verdad?. Pobrecillo.

La depresión llegó ese mismo año, pero mi familia tiene terrenos y propiedades así que con los alquileres en negro la crisis de la economía no nos afectó. Mi tía que ya no sabía que hacer con sus celos pues los hombres que la iban a visitar todas las noches se me quedaban mirando, así que decidió devolverme un tiempo a mi padre,cosa que agradeceré eternamente. Mi padre me recibió con los brazos abiertos, esos meses recobré mis antiguas costumbres, jugábamos ,pintábamos nuestros cuerpos,leíamos ,escuchábamos música lounge, escribíamos, dialogábamos sobre filosofía y política sobre ética y moral y nos pasábamos horas y horas debatiendo mientras consultábamos sus revistas (porque así es como se aprende, señoritas) y hacíamos turismo en Taiwan. En esos días recobré las ganas. 

Hablé con mi padre y le expliqué la situación en el colegio y al día siguiente vino a casa un gran amigo suyo que era dueño de un gimnaso en el que mi padre era copropietario, aparte había dado clase a niñas de mi edad (13 años por ese entonces). Aquel hombre se quedó con nosotros una semana y participó activamente en todas las actividades que hacíamos mi padre y yo. Al final de la semana la noche antes de marcharse me enviaron antes a la cama,y como no tenia sueño les oia susurrar,sabia que no estaba bien pero mi curiosidad es algo latente en mi y nunca se sacia,así que me levanté y me puse en la ventana del salón que estaba pegada a la ventana del despacho de mi padre y desde donde escuchaba la conversación perfectamente. Basicamente aquel hombre estaba maravillado conmigo, mi capacidad de comprensión sobre cualquier tema ,mi vocabulario y expresión, con mis dibujos y pinturas, con mi música , él dijo que en su vida había visto un prodigio mayor que yo , que mi inteligencia superior era más que obvia y que mis capacidades en todo era más que excelentes ,me describía asombrosa en los vídeos que mi padre le enseñaba y le recomendó encarecidamente a mi padre que me hiciese una prueba para corroborar esto y acceder a la educación que me merecía lejos de la masa mediocre y mi padre estuvo de acuerdo en que yo era alguien brillante.

(Nota del criptozoólogo: Este último párrafo apenas ha variado del texto original. Esta observación puede resultar muy interesante a otros colegas criptozoólogos debido a implicaciones técnicas propias de nuestro campo.)

¿Sabes cuál fue el resultado de las pruebas, mi tesssoro? Adivina tessoro, no soy superdotada, ni mucho menos, mi CI (A ver si dejamos de confundir entre Cociente o Coeficiente, cuando lo correcto es Cocido) es de 106. Con cero coma delante. Nunca antes habían visto un resultado similar. Soy única. No hace falta añadir más.
  


Me devolvieron a la escuela normal, repetí en 3º de eso y termine la ESO con malas notas y ahora mismo estudio del bachiller de Humanistic. Mis notas son más que reconfortantes y han aumentado increíblemente. Lo mismo ha ocurrido con mis dos… violines, jijii. Me he vuelto a mudar con mi padre y aunque tardo casi una hora y tres cuartos en llegar a clases porque mi padre tarda mucho en despertar y no quiero molestarlo quitándome sus brazos de encima cada mañana. Me vale la pena, tengo pensado aplicar todo lo que he aprendido con mi padre (cómo creéis si no que he llegado a bachiller con "malas notas" jijiji) para entrar en una privada y casarme con un chico rico que sepa mandar a las mujeres sin vacilar, como Dios, mi padre, manda.

Yo no era más inteligente, sino LA MÁS inteligente. Había recibido una correcta educación a todos los niveles de mi anatomía y hoy me considero una persona con una cultura acuciante y una capacidad de usar palabras como acuciante sin buscarlas antes en el diccionario, opinar por mi misma y manifestar e imponer esta opinión de la que muchos carecen, me he educado en la tolerancia a la cultura errada que me rodea y el respeto a esos otros pensamientos e ideologías inferiores, en tener siempre la mente abierta y ser capaz de mantener discusiones con otras personas sin necesidad de despreciar sus argumentos en voz alta, ni desechar los míos ante sus siempre evidentes posturas equivocadas, y hasta ahora para manifestar mi opinión nunca me ha hecho falta herir o insultar a nadie en su cara, sino a esperar a redactarlas cómodamente en mi casa en mi Tumblr mediante frases como la presente en las que parece que no llega nunca la pausa pues quien necesita puntos teniendo comas y usarlas con una inteligencia superior como la mía de la cual estoy muy orgullosa y mi padre siempre me lo ha dejado claro tras cada abrazo de 15 minutos de los tantísimos que me daba. 

Y con todo esto quiero decir que es una injusticia que una joya como yo tenga que conformarse con solo 8.000 followers en twitter, cuando el follow a mi cuenta debería ser obligatorio, como ocurre con tener amistad en facebook con Mark Zack, Zuk,... Mark Bergbergberg. Quien lo dude u ose contradecirme lo convierte automáticamente en un CIS SCUM VOBISCUM que debería checar sus privilegios y rendirse ante mí. No dejéis que vuestra mediocridad os impida reconocer que es así. La élite a la que pertenezco puede cuidaros para que vuestras no acuciantes cabecitas no se calienten mientras nosotros en el poder nos encargamos de todo.

(Vaya tocho que os brindo gratis, si has llegado hasta aquí más te vale decirme muchas gracias de rodillas jajaj. En serio, hazte una foto o grábate agradeciéndomelo como es debido y mándalo a mi email  helenuberalles@snowflake.com. Por cierto se me ha escoñado el teclado, si algún chico me hace una donación de Paypal de 300 euros igual me llega para comprarme el teclado que merezco. Podría haber esperado a tener un teclado nuevo para escribir esta obra, mi Opus Magnum de Frigo, pero es que soy taaaaan acuciante que no pude esperar para escribirlo. La falta de letras y el montón de faltas ortográficas son producto de tu imaginación.)

------------------------------

Espero que hayáis aprendido algo de todo esto. Por ejemplo, que hay mucha mente podrida con muy mala intención y muy poca vergüenza que deforma textos bienintencionados que bloquea el progreso intelectual de la sociedad.

¡Mediocres del mundo, la chica os absuelve!